Osteoartritis de rodilla: definición, causas, síntomas y tratamiento

25.05.2017

Conocer algunas de las enfermedades más comunes puede ayudarnos a su tratamiento. Hoy en el blog de las personas que viven con dolor te hablamos de osteoartritis de rodilla.

Osteoartritis de rodilla, definición, causas, síntomas y tratamiento

¿Qué es la osteoartritis de rodilla?

A la osteoartritis de rodilla también se la conoce como artritis “por uso y desgaste” ya que es una enfermedad frecuente en las personas de mediana edad. Se trata de la enfermedad degenerativa más común de la rodilla. Aparece a medida que los huesos envejecen. Se trata de uno de los tipos de artritis con mayor incidencia. El desarrollo de la enfermedad se produce lentamente y el dolor empeora con el paso del tiempo.

Una rodilla sana puede flexionarse sin dificultad. Esto se produce gracias a un tejido blando y resbaladizo llamado cartílago articular que protege y amortigua los extremos de los huesos de la rodilla. La osteoartritis desgasta estos cartílagos.

Asimismo, dadas las similitudes entre ellas, te recomendamos que consultes las diferencias entre artritis o artrosis.

¿Cuáles son las causas de la osteoartritis de rodilla?

La osteoartritis de rodilla, como te hemos comentado, se encuentra entre el dolor rodilla causas más frecuente.

La osteoartritis se presenta con el paso del tiempo y el desgaste. El cartílago se deteriora y se pone áspero es cuando se siente dolor en la zona que no está protegida por el cartílago.

Cuando el cartílago se desgasta por completo para compensar la pérdida de cartílago, los huesos dañados pueden crecer y formar dolorosos espolones.

Varios son los factores aumentan el riesgo de desarrollar osteoartritis:

  • Edad. La capacidad del cartílago de repararse puede disminuir con la edad.
  • Herencia. Algunas características hereditarias, como las piernas arqueadas, las rodillas juntas o laxitud articular, pueden aumentar su riesgo de tener esta enfermedad.
  • Peso. El peso que deben soportar las rodillas es clave para su desarrollo temprano.
  • Lesiones. Una lesión rodilla, puede causar osteoartritis en un futuro.
  • Sobreesfuerzo. Las personas que deben arrodillarse o agacharse, levantar objetos pesados y caminar como parte de su trabajo, son más vulnerables a las lesiones y al posterior desarrollo de la osteoartritis.

Principales síntomas de la osteoartritis de rodilla

El dolor y la rigidez son los síntomas más frecuentes de la osteoartritis de rodilla. Como ocurre con otras afecciones similares, los síntomas empeoran por la mañana o luego de un período de inactividad.

Los síntomas de la osteoartritis de rodilla son comunes a cualquier tipo de artritis: la pérdida de movilidad y el dolor.

  • La pérdida de movilidad. Los pacientes ven limitados sus movimientos físicos: caminar, bajar o subir escaleras, coser, escribir, pintar, etc.
  • El dolor. Aumenta al mover la articulación afectada. En caso contrario disminuye cuando hacemos reposo y aparece cuando hacemos cierto tipo de movimientos. También suele ser más intenso a última hora del día o cuando hacemos un sobre esfuerzo, etc.

¿Cuáles son los tratamientos más comunes de la osteoartritis de rodilla?

Para esta enfermedad no existe cura, aunque sí hay muchas opciones de tratamiento disponibles. Estos van destinados a aliviar el dolor, mantener la actividad habitual y a mejorar la calidad de vida. Estos son los principales tratamientos:

  • Ejercicio. Puedes realizar ejercicios suaves como caminar, andar en bicicleta y nadar como excelentes opciones.
  • Pérdida de peso. Perder algo de peso puede disminuir el nivel de tensión que soporta la articulación de su rodilla.
  • Fisioterapia.  Algunos dispositivos de ayuda también ayudan a disminuir la tensión de la articulación.
  • Medicamentos. Tu médico puede incorporar algún antiinflamatorio no-esteroidales a tu tratamiento. Asimismo fármacos como el Ibuprofeno reducen el dolor y la hinchazón.
  • Cirugía. Es posible que debido al estado de la enfermedad sea recomendable realizar una cirugía si además el dolor empeora y provoca incapacidad.
  • Artroscopia. Puede ser necesario eliminar trozos de cartílago para alisar la superficie del cartílago desgastado.
  • Reemplazo de la articulación. Puede ser necesario extraer la articulación completa de la rodilla o algunas de las partes dañadas y sustituirla por una prótesis.

 

artritis

Osteoartritis de rodilla: definición, causas, síntomas y tratamiento
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *