Parkinson fisiopatología y tratamiento

15.11.2016

“Parkinson fisiopatología y tratamiento” ¿Te resulta curioso el tema del artículo de hoy? No lo es tanto si tenemos en cuenta las consecuencias que tiene esta enfermedad crónica tanto en la persona que tiene la mala suerte de padecerla, como en su círculo familiar y de amistad.

parkinson fisiopatología
Índice de contenidos
Parkinson una enfermedad muy conocida
Parkinson fisiopatología y síntomas

Parkinson una enfermedad muy conocida

Seguro que alguna vez has visto a una persona que sufre la llamada Enfermedad de Parkinson. Todos recordamos, por ejemplo, las imágenes de personas tan famosas que sufrían esta visible afección como, por ejemplo, el Papa Juan Pablo II, el famoso boxeador Mohammed Alí (Cassius Clay), el gran artista Salvador Dalí o el inolvidable protagonista de la saga cinematográfica “Regreso al Futuro”: Michael J. Fox. El Parkinson es una enfermedad tan conocida como extendida, pero eso no quiere decir que se pueda curar.

Lamentablemente, la progresiva degeneración de la capacidad motora que implica el Parkinson no se puede detener aunque sí ralentizar y, en la medida de lo posible, mejorar la calidad de vida de la persona que sufre.

Parkinson fisiopatología y síntomas

El Parkinson es una enfermedad crónica y degenerativa que suele comenzar cuando la persona tiene unos 60 años y que presenta una multitud de síntomas. Los más importantes serían los siguientes:

  • Bradicinesia o lentitud de la función motora. La bradicinesia, la lentitud progresiva para realizar actos como caminar, asearnos o escribir es uno de los síntomas de la Enfermedad de Parkinson que más afecta a la salud psíquica y a la estabilidad emocional de la persona que sufre y de su entorno más cercano.
  • Temblores que comienzan en las manos y, con el tiempo, se extienden a los pies, la mandíbula, etc. El temblor es uno de los primeros síntomas de la Enfermedad de Parkinson, una clara señal de alerta de nuestro organismo para que tomemos las riendas de nuestra enfermedad y acudamos lo antes posible al especialista.
  • Inestabilidad al caminar o permanecer de pie. Otro de los síntomas más terribles para la persona que sufre Parkinson es la tendencia de su cuerpo a inclinarse involuntariamente hacia delante o hacia atrás. Aparte de la sensación de indefensión que implica esta inestabilidad funcional, este signo de la enfermedad es terrible para el paciente desde el punto de vista emocional.
  • Dificultad para conciliar el sueño. Otro de los síntomas del Parkinson que, además, puede agravar el resto de los síntomas de la persona que sufre la enfermedad. Si el paciente no consigue conciliar un sueño reparador y profundo, sus funciones cognitivas aún se verán más alteradas por lo que la afección será todavía más grave.
  • Depresión, angustia, ansiedad… Estos síntomas son completamente lógicos y derivan de la pérdida de facultades motoras de la persona que padece Parkinson. Ver cómo tu cuerpo deja de responder ante actividades tan básicas como comer, mantener una conversación, dar un paseo o escribir es una auténtica prueba de fuego que puede romper las barreras emocionales de la persona con Parkinson.

El Parkinson, como la fibromialgia o la artritis, es una enfermedad crónica y que, desgraciadamente, no tiene cura. Así, el tratamiento de esta afección irá enfocado a ralentizar el deterioro físico y emocional de la persona que lo sufre y, en la medida de lo posible, a mejorar su calidad de vida al máximo.

explicar dolor cronico

Parkinson fisiopatología y tratamiento
3 (60%) 5 votes