Pérdida de fuerza en las manos, ¿a qué se puede deber?

13.10.2016

Te despiertas una mañana notando un ligero hormigueo en las manos. Te da la sensación de que los dedos de la mano, excepto el meñique, están entumecidos. No le das importancia, supones que es un malestar pasajero pero, a lo largo del día, los dedos siguen adormecidos.

La pérdida de fuerza en las manos puede deberse a varias causas. A menudo va acompañado de una sensación de hormigueo o de entumecimiento. En la mayor parte de los casos, está relacionada con la compresión o desgarro de un nervio o conjunto de nervios.

Pérdida de fuerza en las manos

El hormigueo y la sensación de entumecimiento en las manos y los dedos suelen ser los primeros síntomas del síndrome del túnel metacarpiano, una dolencia cada día más común. Para algunas actividades profesionales ha sido incluso tipificada como enfermedad profesional.

El síndrome del túnel metacarpiano es la patología más común relacionada con la pérdida de fuerza en las manos pero hay otras enfermedades que también presentan este síntoma. Entre otras, las más importantes son la espondilosis cervical, el plexo braquial, la neuropatía periférica y la esclerosis múltiple.

Un repaso por cada una de ellas te ayudará a distinguirlas.

Síndrome del túnel metacarpiano

Estás trabajando frente a tu ordenador, intentando ignorar la sensación de hormigueo o entumecimiento que llevas semanas sintiendo desde la muñeca hasta la punta de los dedos. Y de repente, sientes un dolor punzante y agudo que te recorre el brazo como un calambre de alto voltaje.

Es mejor que no sigas esperando a que el dolor y la molestia remitan solos. Lo más probable es que padezcas el síndrome del túnel carpiano, una dolencia progresiva causada por la compresión del nervio mediano de la muñeca.

Espondilosis Cervical

Es la degeneración de las articulaciones del cuello. Esta patología también recibe el nombre de osteoartritis de cuello y es muy habitual en personas mayores ya que está relacionada con el envejecimiento.

Aunque no siempre se produce, en ocasiones la espondilosis cervical aparece acompañada de la compresión de los nervios de la médula espinal. Si este es el caso, el paciente notará hormigueo, dolor o debilidad en las manos.

Plexo Braquial

Es una estructura nerviosa que transmite señales desde la columna vertebral hasta el la mano, el brazo y el hombro. Un desgarro, trauma o lesión de este conjunto de nervios puede llevar a la pérdida de fuerza en las manos y sensación de hormigueo.

Neuropatía Periférica

Los nervios periféricos son los que se encargan de llevar la información por todo el cuerpo, hasta y desde el cerebro y la médula espinal. La neuropatía periférica se produce cuando uno o varios de estos nervios se encuentran dañados.

Uno de los síntomas más comunes de esta dolencia es la sensación de adormecimiento, hormigueo o dolor en manos y pies. Esta condición está muy relacionada con la diabetes, con problemas nutricionales -falta de vitamina B12- y con el cáncer y el tratamiento de quimioterapia que se utiliza para combatirlo.

Esclerosis múltiple

La pérdida de fuerza en las manos puede ser también uno de los primeros síntomas de la esclerosis múltiple. Esta enfermedad degenerativa se produce por la pérdida progresiva de mielina del sistema nervioso central.

Los síntomas más frecuentes de la esclerosis múltiple son alteraciones tanto de la sensibilidad como motoras.

La pérdida de fuerza en las extremidades suele manifestarse como pérdida de fuerza en las manos, pesadez en las piernas, caminar arrastrando los pies y sensación de fatiga ante el mínimo esfuerzo.

Si sientes pérdida de fuerza en las manos, hormigueo o adormecimiento, acude a tu médico para que pueda darte un diagnóstico correcto. Lo más probable es que un nervio de la muñeca esté comprimido y simplemente te haga falta reposar y algunos ejercicios de rehabilitación. Pero hay que descartar el resto de posibilidades.

 

explicar dolor cronico

Pérdida de fuerza en las manos, ¿a qué se puede deber?
3 (60%) 10 votes