Pinzamiento lumbar: ejercicios que lo alivian

18.12.2015

Es habitual que en algún momento sufriramos esa dolorosa afección llamada pinzamiento lumbar. Si no se complica, esa afección no es demasiado grave, pero sí muy dolorosa. Hoy en el blog de las personas que viven con dolor hablaremos de pinzamiento lumbar ejercicios que lo alivian.

Vamos a aprender a realizar dos ejercicios básicos que minimizan los efectos dolorosos del pinzamiento lumbar de una forma rápida y sencilla: estirando nuestros músculos. ¿Te parece interesante? Sigue leyendo…

pinzamiento lumbar ejercicios

ÍNDICE DE CONTENIDOS:
– Antes de empezar.
– Ejercicio 1. “El gato”.
– Ejercicio 2. El estiramiento de rodillas.
– Pilates para el pinzamiento lumbar.
– La terapia de Andulacion.

Antes de empezar.

El objetivo fundamental de los dos ejercicios que te proponemos para aliviar el dolor muscular producto del pinzamiento lumbar es estirar y fortalecer tu musculatura. Dependiendo de la afección, es necesario consultar con un médico antes de ponerlos en práctica. Por supuesto, si el dolor empeora al realizar alguno de estos ejercicios, no hay que seguir y será necesacio comentárselo a un especialista.

 

Prueba a hacer el ejercicio del gato y el ejercicio de rodillas para aliviar el dolor de pinzamiento lumbar.

Twittear ahora

 

Los dos ejercicios que te proponemos en el blog de las personas que viven con dolor puedes realizarlos en casa, lo único que tienes que tener es:

  • Una colchoneta o una alfombra mullida.
  • Ropa cómoda.
  • Silencio o música suave y relajante.

Ejercicio 1. “El gato”.

Empezamos nuestra lista de ejercicios con uno de los más típicos, naturales y extendidos del mundo: “el gato”. Recibe su nombre por su semejanza a esos movimientos que realizan los felinos para estirar su musculatura y es uno de los más practicados en las sesiones de Pilates.  Es muy sencillo:

  1. Ponte de rodillas en el suelo y apoya tus manos de forma que estés lo más cómoda y relajada posible.
  2. Mantén esta postura durante unos veinte segundos, ve contándolos con tu respiración inhalando y exhalando suave y profundamente.
  3. Ahora eleva suavemente tu espalda sin despegar ni las manos ni las rodillas del suelo. Date cuenta de que tu zona lumbar debe hacer una especie de curva. Mantén esa postura durante unos pocos segundos mientras notas cómo tus músculos se van estirando.
  4. Suavemente ve relajando tu espalda hasta adoptar la postura del paso 2.
  5. Repite diez o doce veces esta secuencia de movimientos, siempre de forma suave, respirando relajadamente y sin forzar tu musculatura.

Ejercicio 2. El estiramiento de rodillas.

El segundo ejercicio que te proponemos es uno de los más eficaces para las personas diagnosticadas con enfermedades como la espondilitis anquilosante, la ciática y cualquier tipo de lumbalgia:

  1. Túmbate boca arriba en el suelo y desperézate, es decir, estira todo lo que puedas tus brazos y tus piernas. Repite este paso de calentamiento tres o cuatro veces o hasta que notes que tus músculos han perdido algo de rigidez.
  2. Ahora recoge tus rodillas de forma que las plantas de tus pies estén bien colocadas sobre el suelo.
  3. Eleva tu rodilla derecha (doblada) ayudándote con las manos e intenta que toque tu pecho. No te fuerces, si ves que solo puedes elevarla un poquito, no pasa nada. Mantén un par de segundos la postura y luego, suavemente, vuelve a colocar la pierna en el suelo apoyando bien el pie. Repite esta secuencia cinco veces siempre acompañándola de una respiración tranquila, suave y fluida.
  4. Vuelve a hacer el mismo movimiento con tu rodilla izquierda.
  5. Estira ahora tus piernas y vuelve a hacer los movimientos de estiramiento del paso 1.

Tanto el estiramiento del gato como el estiramiento de rodillas son ejercicios sumamente útiles no solo para aliviar el dolor muscular que produce el temido pinzamiento lumbar, sino para fortalecer tu musculatura y prevenir esos tirones, pinzamientos y malas posturas que la vida sedentaria produce en todos nosotros, especialmente cuando vamos cumpliendo años.

En otro de nuestros artículos, “Ejercicios para la ciática, alivia tu dolor“, encontrarás más ejercicios indicados para esta afección.

Pilates para el pinzamiento lumbar

Como decíamos anteriormente, hay que evitar que no volvamos a sufrir los terribles dolores de los pinzamientos lumbares.

Con pilates reforzaremos la musculatura que sostiene a la columna vertebral. Esto es importante saberlo. Los ejercicios de respiración y los movimientos específicos son tan buenos como apuntarse a natación.

Además, en pilates también se realizan numerosos ejercicios que están destinados al estiramiento de la columna vertebral. Esto hace que se aumente el espacio intervertebral se descontracture la columna y adquiera más flexibilidad.

Además, si lo necesitas, puedes consultar nuestro artículo, “Los mejores ejercicios para el dolor de espalda“.

La terapia de Andulación

La Andulación® basa sus efectos terapéuticos en dos tratamientos complementarios: la aplicación de calor por infrarrojos apoyado por unos suaves movimientos vibracionales. El calor es un tratamiento utilizado por la medicina y la fisioterapia. Si además controlamos el nivel de calor y lo dirigimos especialmente a la zona lumbar, al corazón del dolor radicular, el alivio que sentiremos será más efectivo. Pero, además, si apoyamos la acción del calor con un movimiento suave de los músculos de la zona dolorida, conseguiremos que la presión que ejercen sobre el disco dañado remita al mismo tiempo que remiten las señales de dolor emitidas por ese nervio atrapado o pinzado.

Las sesiones de terapia con uno de los dispositivos médicos más apropiados para aliviar la inflamación muscular, el dolor y el resto de los síntomas asociados a una hernia discal: el ANDUMEDIC® 3 HOME.





New Call-to-action

Pinzamiento lumbar: ejercicios que lo alivian
4 (80%) 3 votes