Problemas de circulación en las piernas

01.09.2017

A veces padecemos problemas en nuestro organismo que aunque no son críticos pueden hacer que se resienta de forma notable nuestra calidad de vida. Es por lo que hoy en el blog de las personas que viven con dolor hablamos de problemas de circulación en las piernas.

Problemas de circulación en las piernas

¿Por qué se producen los problemas de circulación en las piernas?

La mala circulación en las extremidades inferiores se produce cuando se acumula placa en las arterias que suministran sangre a las piernas. Esto produce una disminución del flujo sanguíneo a las piernas o los pies. Como resultado provoca dolor, entumecimiento o sensación de hormigueo.

La mala circulación en las piernas

La sangre realiza la función vital de transporte de oxígeno y nutrientes a las diversas partes del cuerpo. Si las arterias que suministran sangre a una parte del cuerpo llegan a ser parcial o completamente bloqueadas, una serie de síntomas molestos pueden surgir debido a la reducción del flujo sanguíneo. Los problemas circulatorios podrían surgir además si las válvulas presentes en las venas no están funcionando correctamente.

Es frecuente que la mala circulación sanguínea se observe en personas mayores, o que se ven afectadas por ciertas condiciones médicas.

Factores que contribuyen a los problemas de circulación en las piernas

Existen enfermedades o factores que propician la aparición de los problemas de circulación en las piernas:

Factores de riesgo. La obesidad y la vida sedentaria se cree que es un factor de riesgo para PAD. La claudicación intermitente (cojera o deterioro caminar) puede empeorar en caso de personas obesas que se ven afectados por PAD.

Otras condiciones médicas que pueden poner a una persona en riesgo de desarrollar una mala circulación sanguínea en las piernas y los pies son:

  • La presión arterial alta
  • El colesterol alto
  • Diabetes
  • Las enfermedades del corazón
  • La enfermedad renal

Las condiciones asociadas con la mala circulación sanguínea en las piernas:

La mala circulación en las piernas se puede observar en los trastornos vasculares periféricos que afectan a las arterias y las venas.

Enfermedad Arterial Periférica. Se caracteriza por el estrechamiento y endurecimiento de las arterias periféricas, suele ser la razón principal detrás de la mala circulación sanguínea en las piernas. Esta condición se caracteriza por isquemia, que se refiere a suministro insuficiente de sangre a los tejidos. En un artículo de este blog puedes conocer detenidamente la isquemia, sus principales síntomas, causas y tratamientos.

Enfermedad de Berger o tromboangeítis obliterante es una enfermedad rara que se caracteriza por la inflamación de las arterias y venas en los brazos o las piernas.

Trombosis Venosa Profunda. Se caracteriza por la formación de un coágulo de sangre en una vena que se encuentra profundamente dentro de los músculos. El coágulo se desarrolla generalmente en la vena que corre a través de la pantorrilla y los músculos del muslo. Esta condición puede causar dolor e hinchazón en la pierna afectada.

Tromboflebitis. Se refiere a la inflamación de una vena causada por un coágulo de sangre. Los coágulos de sangre se pueden formar en el caso de una lesión en la vena.

Venas varicosas. Se refiere a las venas agrandadas o torcidas que se pueden ver bajo la piel.

Principales síntomas

La mala circulación sanguínea se manifiesta a través de muchos signos y síntomas diferentes. Estos incluyen:

  • Claudicación (aparición de dolor de pierna y calambres al caminar)
  • Debilidad, y una sensación constante de cansancio en las piernas y los pies
  • Dolor se siente al caminar o hacer ejercicio y se alivia con el reposo
  • decoloración azulada de la piel en las piernas, especialmente en los músculos de la pantorrilla
  • Entumecimiento o sensación de hormigueo en las piernas o los pies
  • Hinchazón de los pies o incluso toda la pierna
  • manos y pies fríos

Tratamientos

El tratamiento podría variar, dependiendo de la causa y de la gravedad. Puede incluir terapia con medicamentos, cirugía, terapia física, cambios en el estilo de vida, etc. Estas son algunas de las opciones de tratamiento que pueden ser recomendadas:

Si la circulación de la sangre se ve afectada por el desarrollo de coágulos de sangre, el tratamiento puede incluir el uso de anticoagulantes o disolventes de coágulos.

Si las arterias se han estrechado, el tratamiento puede consistir en procedimientos quirúrgicos. Entre estos encontramos la cirugía de bypass de la arteria periférica, angioplastia, revascularización (injerto de vaso sanguíneo para restaurar el suministro sanguíneo), arterectomía (eliminación de la acumulación de placa con un dispositivo de corte), o la endarterectomía (abierto cirugía para la eliminación de la placa).

Las personas que se ven afectadas por la claudicación intermitente pueden necesitar medicamentos que dilatan la arteria afectada.

Si la mala circulación es debido a condiciones médicas como la diabetes, hipertensión, enfermedades del corazón, enfermedad del riñón, etc., se hará necesario realizar el tratamiento de la enfermedad de base.

Mientras que la terapia con medicamentos u otras opciones de tratamiento pueden ayudar a aliviar los síntomas, las personas afectadas deben realizar algunos cambios de forma de vida. Seguir una dieta equilibrada semanal y un régimen de ejercicio adecuado ayudará a fortalecer el sistema circulatorio ya que son muchos los beneficios de la educación física.





4 formas de mejorar la circulación

Problemas de circulación en las piernas
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *