Qué es la astenia y su relación con la fatiga crónica

06.12.2017

En ocasiones todos nos podemos sentir faltos de energía. Nos sentimos débiles y únicamente con ganas de descansar. Es por lo que hoy en El blog de las personas que viven con dolor te explicamos qué es la astenia.

que-es-la-astenia-y-su-relacion-con-la-fatiga-cronica

¿Qué es la astenia?

Se trata de un síntoma que se constituye concretamente por la percepción de debilidad muscular, fatiga y malestar generalizado. Se identifican varios tipos según su causa, aunque casi para todos los casos puede encontrar solución si se realiza el tratamiento adecuado.

Generalmente se presenta en forma de un cuadro en el cual se produce una reducción del nivel de energía y fuerza en el organismo. Disminuye asimismo la motivación y se produce sensación de agotamiento a nivel físico y mental.

Generalmente la astenia se cataloga como síntoma. Es en definitiva un indicador de un proceso más profundo que la causa.

¿Cuáles son los principales síntomas?

Para conocer qué es la astenia debemos conocer sus principales síntomas. Éstos dependen de si afecta a todo o solo una parte del cuerpo. La persona que tiene astenia puede mostrar los siguientes síntomas:

  • Falta de energía.
  • Cansancio.
  • Agotamiento físico y mental.
  • Fatiga.
  • Debilidad muscular.
  • Falta de concentración.
  • Alteraciones del sueño.

Qué es la astenia: principales causas

Existen muchas posibles causas, que se pueden clasificar en funcionales u orgánicas.

  • Astenia de origen orgánico. Es la sensación de cansancio provocada por otras enfermedades de base. En general aparece sobre el final del día y no tiene variaciones en el tiempo.

Entre las posibles causas, que son muchas, se encuentran las siguientes:

  • Infecciones.
  • Anemia.
  • Hipotiroidismo (escaso funcionamiento de la glándula tiroides).
  • Enfermedades neurológicas.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Cáncer.
  • Síndrome de apnea del sueño.
  • Fibromialgia.
  • Lupus.
  • Enfermedad de Addison.

 

  • Astenia de origen funcional. Aparece en las primeras horas del día y es variable en el tiempo.
  • Astenia de origen en enfermedades mentales. Un ejemplo de ella puede ser la depresión.
  • Astenia primaveral. Se atribuye al cambio de estación. Este caso no es relevante, ya que el cansancio es leve y dura poco tiempo.

También es frecuente la aparición de la astenia debido al envejecimiento, al embarazo o a la existencia de estilo de vida demasiado sedentaria.

Diferencia básica de la astenia respecto a la fatiga normal

Es frecuente que se confunda la astenia con un proceso de fatiga normal. La principal diferencia entre la astenia y la fatiga es que mientras la fatiga desaparece con un período de descanso. En el caso de la astenia la fatiga permanece e incluso empeora, por lo que puede llegar a cronificarse.

¿Cómo se relaciona la astenia con la fatiga crónica?

Si el problema persiste durante seis meses o más, esto se conoce como síndrome de fatiga crónica. Se produce entonces un deterioro en la vida del paciente a todos los niveles, tanto laboral, social o personal.

En resumen, la astenia se diferencia de la fatiga crónica porque aún con descanso, los síntomas no mejoran o lo hacen muy poco. Si quieres conocer más, te recomendamos nuestro artículo “Fatiga crónica: la enfermedad siempre presente”.

¿Cuáles son los principales tratamientos de la astenia?

La astenia se trata partiendo de la resolución de la causa concreta que la ha provocado. Generalmente no existe un tratamiento concreto para este problema.

Resultan eso sí de gran utilidad, la aportación de los beneficios de la educación física que ayuda a disminuir el estrés y sirve como una de las principales técnicas de relajación, además de generar endorfinas de forma endógena.

Por otro lado, la terapia cognitivo conductual es de gran ayuda en el tratamiento de la astenia. Especialmente es eficaz si la astenia se da de forma crónica. Ayuda a desdramatizar los problemas que se presentan y a mejorar las cogniciones y conductas que puedan influir en la aparición de la astenia. Además la terapia plantea la planificación de actividades de manera que el paciente es capaz de gestionar mejor el estrés y presentar un funcionamiento óptimo en el día a día.

Por último, a nivel farmacológico, se han empleado en antidepresivos o ansiolíticos, así como preparados multivitamínicos. Éstos últimos con el fin de aumentar el nivel de energía.

Terapia de Andulación

Para aliviar los síntomas de la astenia así como de la fatiga crónica, una buena aliada es el tratamiento de la Andulación. La tecnología de Andulación®, es muy eficaz el tratamiento de la astenia y de la fatiga crónica. Combina vibraciones mecánicas, calor por infrarrojos y una postura decúbito supino. Esta tecnología se ha mostrado como un eficaz complemento para el tratamiento de dolencias músculo-esqueléticas y patologías crónicas como las relacionadas con el cansancio y la falta de energía.

Ahora conoces mejor qué es la astenia y cómo los dispositivos de Andulación te ayudarán a recuperar calidad de vida. Al tratarse de un dispositivo médico te recomendamos que realices una prueba gratuita.





actitud positiva




Qué es la astenia y su relación con la fatiga crónica
Vota el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *