¿Hay relación entre dolor de espalda y mareos?

05.11.2016

A primera vista, puede parecer que dolor de espalda y mareos, o la sensación de vértigo, no tienen ninguna relación. Sin embargo, la inestabilidad física es uno de los resultados más comunes del dolor de cuello, la mala colocación de las vértebras cervicales o el pinzamiento de algún nervio en la parte alta de la espalda.

Es posible que te haya pasado alguna vez. Sientes dolor en el cuello, te ha dado un tirón o tienes las cervicales cargadas, como se suele decir. Y, de repente, sientes que te mareas, que el suelo gira, que pierdes el equilibrio. Es bastante probable que el problema en las cervicales esté generando esa sensación de mareo o vértigo.

Dolor de espalda y mareos

¿Mareos o vértigos?

Es muy importante, para realizar un diagnóstico certero, que puedas describir con la mayor exactitud posible cuales son las sensaciones que tienes. En el caso de los mareos, lo que sientes es que vas a perder el conocimiento, que te vas a desvanecer.

Si se trata de vértigo, es probable que tengas una sensación de pérdida de equilibrio o de que las cosas que hay a tu alrededor dan vueltas. En ambos casos es posible que sientas náuseas o tengas la necesidad de vomitar.

Una vez que se ha podido determinar la naturaleza del malestar, queda conocer la causa que lo origina. Los mareos se pueden producir por múltiples causas, desde una bajada de tensión hasta deshidratación, anemia o ansiedad.

Los vértigos son bastante comunes en el caso de infecciones del oído interno, las migrañas, las lesiones en la cabeza o en la nuca. En general, aparecen si se presenta cualquier problema que interrumpa el buen funcionamiento de los nervios sensoriales.

Dolor de espalda y mareos

Dolor de espalda y mareos suelen aparecer asociados, sobre todo, en el caso de que haya problemas cervicales. Cuando las vértebras del cuello se descolocan, pueden producir dolor cervical o de cuello y este llevar a mareos cervicogénicos.

Los mareos cervicogénicos se denominan de esta manera porque surgen de la columna cervical. Este tipo de mareos no está relacionado con alteraciones en la presión sanguínea ni con bajadas de tensión; por esta razón, se deja sentir tanto en movimiento como en reposo y puede durar desde unos minutos a horas.

Cuando se sufren estos mareos, es normal que se encuentren dificultades para describir los síntomas ya que las sensaciones suelen ser un tanto confusas. Los síntomas más comunes que ya te he comentado suelen ir acompañados de dolor, rigidez y movimiento limitado del cuello.

Dolor de espalda y vértigos

En el caso de padecer de vértigos, el problema suele tener su origen en el pinzamiento de algún nervio.

El pinzamiento puede estar causado por el desajuste de alguna vértebra del cuello y es posible que lleve a la alteración del equilibrio del oído interno. A menudo, el pinzamiento produce la compresión de los vasos sanguíneos, limitando el caudal de sangre irrigada.

En algunas ocasiones, la sensación de vértigo asociada con el dolor cervical está relacionada con la presencia de artrosis en las vértebras cervicales.

Reposo y tratamientos

En todos los casos de los que he tratado, el dolor de espalda y los mareos o los vértigos requieren llevar una vida más tranquila, al menos durante unos días, mientras te recuperas.

También es conveniente reposar lo máximo posible. Si el dolor y el malestar persisten, consulta con tu médico para recibir el tratamiento más adecuado.

Más allá de los fármacos antiinflamatorios o de otro tipo, hay tratamientos manuales, mecánicos o naturales que conseguirán buenos resultados. El fisioterapeuta y el quiropractor podrán ayudar con la recuperación.

New Call-to-action

¿Hay relación entre dolor de espalda y mareos?
4.4 (88%) 5 votes