Reumatismo palindrómico, reumatismo intermitente

20.11.2016

El reumatismo palindrómico es un tipo de inflamación articular, relacionada con la artritis, que viene y va, es decir, que no es permanente. Y, más importante aún, no deja secuelas pero puede ser la antesala de una artritis reumática.

Reumatismo palindrómico

Esta dolencia forma parte del cuadro de patologías conocido como reumatismos intermitentes o síndromes periódicos. Se la conoce también como enfermedad de Hench Rosemberg, por los apellidos de los dos médicos que la describieron por primera vez.

Como tantos otros términos clínicos, el reumatismo palindrómico encuentra su origen en el griego. La palabra palindromos (palin dromein) significa regresar, “volver a ir atrás”. Y esto es, precisamente, lo que hace la inflamación: aparece y desaparece, durante períodos de tiempo más o menos largos, sin dejar síntomas ni secuelas.

¿A quién afecta?

Esta clase de episodios inflamatorios se da, en mucha mayor medida, en personas de entre 30 y 50 años. La estadística parece indicar que, en este caso, no hay diferenciación por género ya que afecta por igual a hombres y a mujeres.

En muchas ocasiones, el paciente que sufre reumatismo palindrómico termina desarrollando artritis reumatoide. Se calcula que entre el 25% y el 50% de los afectados por esta inflamación periódica y recurrente presenta, posteriormente, un cuadro clínico en el que aparece algún tipo de poliartritis crónica. De ahí que sea importante, una vez diagnosticado este tipo de reumatismo intermitente, comenzar a tratarlo lo antes posible.

Qué es el reumatismo palindrómico

El reumatismo palindrómico consiste en la aparición repentina de artritis. En un momento determinado sientes inflamación en las articulaciones y dolor. A veces, estos síntomas duran horas; otras, días. Luego, desaparecen sin dejar rastro. El episodio se repetirá algún tiempo más tarde.

Generalmente, afecta a una única articulación pero también es posible que tengas síntomas en varias articulaciones e incluso en zonas adyacentes. Es como si la inflamación y el dolor se irradiaran desde la articulación afectada.

Aunque es menos común, también es posible que aparezca una hinchazón o edema. Esto se debe a la acumulación de líquido en algún tejido.

Cualquier articulación del cuerpo es susceptible de sufrir estos episodios recurrentes. Como en el caso de la artritis reumatoide, es más común en manos, muñecas, cadera, hombros o rodillas.

Si empiezas a sentir este tipo de molestias, no te dejes engañar por su desaparición temporal y la falta de secuelas. Acude al especialista, en este caso el reumatólogo, lo antes posible para obtener un diagnóstico.

Posibles tratamientos del reumatismo palindrómico

Dado que es una dolencia relacionada con la inflamación de las articulaciones, el tratamiento pasa por cambiar ciertos hábitos poco saludables.

En este blog siempre insisto en tres ideas básicas: una dieta equilibrada, una vida activa y reducir el sobrepeso. Esta tríada es beneficiosa para casi cualquier enfermedad o dolencia pero, en el caso de la artritis, más aún.

  • La reducción de peso ayudará a que las articulaciones soporten menos presión y, por tanto, remitirá el dolor en cierta medida.
  • El ejercicio moderado tonifica los músculos. Con este fortalecimiento, conseguirás que las articulaciones estén más protegidas.
  • Los alimentos con propiedades antioxidantes y aquellos que tienen vitamina C son básicos en tu dieta si padeces de reumatismo palindrómico o algún tipo de artritis.

Entre los tratamientos que puede recomendarte el especialista está el farmacológico. Pero hay otras opciones igualmente válidas y menos intrusivas como las técnicas manuales propias.

New Call-to-action

Reumatismo palindrómico, reumatismo intermitente
4 (80%) 3 votes