SFC: qué es, síntomas y tratamiento

05.10.2018

Aunque la gente que la desconoce tiende a pensar que la fatiga crónica no es una enfermedad grave, eso no es cierto. Se trata de una patología severa de carácter neurológico y de larga duración que afecta a todo el organismo. Se conoce por sus siglas (SFC) o también por el término “encefalomielitis miálgica”.

sfc

Las personas que padecen la SFC ven gravemente limitadas sus actividades cotidianas, lo cual repercute en su salud física, pero también psicológica. Una de sus particularidades es que no mejora con el descanso, lo que resulta todavía más descorazonador.

Diagnóstico del SFC

Las pruebas de diagnóstico de esta dolencia son complicadas, ya que se centran más en descartar otras opciones. Además, muchos de sus síntomas son parecidos a los de otras patologías. Se cree que hay una gran cantidad de personas que sufren esta enfermedad pero no han sido todavía diagnosticadas.

Aunque cualquier persona puede padecerla, es más común en personas alrededor de los 40 y los 60 años. Y también se dan más casos en mujeres que en hombres. Entre las pruebas que se pueden realizar para detectarla se encuentran:

  • Analizar su historial de salud y el de su familia.
  • Preguntas sobre sus síntomas actuales, frecuencia, gravedad, temporalidad y cómo afectan a sus actividades cotidianas.
  • Un examen completo físico y psicológico.
  • Análisis de sangre y orina, entre otros.

Síntomas del SFC

Los síntomas que surgen en personas con SFC pueden incluir:

  • Fatiga severa que no mejora con el descanso
  • Insomnio y otros trastornos del sueño
  • Malestar o fatiga después del esfuerzo físico o actividad intelectual
  • Dificultad para concentrarse y pérdida de memoria
  • Dolores musculares
  • Dolor de garganta
  • Migrañas
  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Mareos
  • Depresión

Los síntomas de la SFC son impredecibles, pueden aparecer y desaparecer en cualquier momento. Además, hay que tener en cuenta que la fatiga puede ser síntoma de otras enfermedades. Puede ser el caso de infecciones o trastornos psicológicos. Lo recomendable siempre es consultar a su médico si experimenta fatiga persistente o excesiva.

Causas del SFC

Los médicos y expertos en salud no se ponen de acuerdo en identificar las causas del SFC; todavía se desconocen. También es posible que haya más de una causa que actúe conjuntamente para generar la enfermedad. Lo cierto es que las personas con fatiga crónica parecen ser hipersensibles incluso a cantidades normales de ejercicio y actividad.

Sin embargo existen algunas teorías sobre las causas. Estas son algunas de las más probables:

  • Infecciones virales. Algunas personas desarrollan el SFC después de haber pasado por una infección viral. Entre los virus más sospechosos se encuentra el viris Epstein-Barr.
  • Problemas del sistema inmunitario. Las personas que sufren fatiga crónica parecen tener el sistema inmune levemente afectado. Pero todavía no está claro que este deterioro sea la causa de la enfermedad.
  • Desequilibrios hormonales. Algunos pacientes del SFC tienen desajustes hormanales en el hipotálamo, en la hipófisis o en las glándulas suprarrenales. Se desconocen todavía sus efectos reales.

¿Existen tratamientos para el SFC?

Hoy en día no existe cura contrastada para al Síndrome de Fatiga Crónica, y los tratamientos más comunes intentan al menos paliar algunos síntomas. Lo primero que debe hacer es acudir a un médico especialista para averiguar su síntoma principal.

También a nivel psicológico es importante que acuda a un especialista que le pueda recomendar ejercicios de relajación. Así como mejorar su percepción y aceptación de la enfermedad. Finalmente, es importante no forzar su cuerpo demasiado y no sobrepasar sus nuevos límites.

Para una persona afectada por SFC es muy importante el apoyo de familiares y amigos. La fatiga muchas veces se asocia de forma superficial con la pereza y la holgazanería. Del mismo modo que ocurre con la fibromialgia, estas personas necesitan mucho apoyo por parte de su entorno. Y sobre todo, necesitan que les crean cuando se encuentran sin fuerzas. Que nadie desconfíe de ellos ni piensen que la fatiga se debe a un problema psicológico.

Factores de riesgo

Hay algunos factores que pueden incrementar el riesgo de padecer el SFC, como por ejemplo:

  • Edad. El síndrome de fatiga crónica, afecta con más frecuencia a personas de entre 40 y 50 años. Aunque puede producirse a cualquier edad.
  • Sexo. Las mujeres se diagnostican con esta enfermedad mucho más que los hombres. Aunque aquí también influyen factores culturales y sociales.
  • Estrés. En algunos casos, las personas con cuadros de estrés han sido más propensos a desarrollar la enfermedad.

New Call-to-action

SFC: qué es, síntomas y tratamiento
5 (100%) 1 vote

2 opiniones en “SFC: qué es, síntomas y tratamiento”

  1. Hola…me veo identificada en todo lo fisiquico y psíquico…pero no me hace pruevas y me dijo el medico de cabecera que podia ser fibromialgia. Estoyvtomando anti depresivos y para dolores per cada dua me siento peor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *