Síndrome de distrés respiratorio: causas y tratamientos.

02.11.2016

Hoy en el blog de las personas que viven con dolor vamos a dedicar un espacio a hablar del síndrome de distrés respiratorio o SDRA, una afección complicada y que provoca que la comunidad médica internacional no se ponga de acuerdo ni en su diagnóstico ni en sus causas principales.

 sindrome de distres respiratorio

El síndrome de distrés respiratorio agudo o SDRA

Vamos a empezar por el principio, por intentar definir en qué consiste el distrés respiratorio agudo, más conocido por sus siglas “SDRA”.

Hace un par de años la revista digital Elsevier.es se hizo eco de un artículo publicado originalmente en la Revista Española de Anestesiología y Reanimación y titulado “Síndrome de distrés respiratorio agudo: revisión a propósito de la definición de Berlín”.

En la sinopsis de ese artículo, sus autores nos aclaraban algo muy importante: los problemas que existen actualmente entre la definición teórica y la práctica clínica para aliviar esta patología que, como veremos a continuación, es más que preocupante.

Vamos al grano: ¿Qué es el síndrome de distrés respiratorio agudo? Podríamos decir que es una afección que daña los pulmones disminuyendo su tejido pulmonar aireado y aumentando su permeabilidad vascular. Explicado sencillamente podríamos decir que en el síndrome de distrés respiratorio nuestros pulmones pierden capacidad para hacer su trabajo: llevar el oxígeno a nuestros órganos y desprenderse del CO2 sobrante.

Algo importante para el tratamiento: en el síndrome de distrés respiratorio se caracteriza por la aparición de un edema pulmonar más o menos severo o, lo que es lo mismo, con la presencia de una acumulación de líquido en los pulmones que impide la función de la respiración y, así, causa diversos daños a nuestro organismo.

En función del daño sufrido en los pulmones, los especialistas clasifican el síndrome de distrés respiratorio agudo de la siguiente forma:

Primario: también conocido como síndrome de distrés respiratorio agudo pulmonar. En este caso los alvéolos de uno o ambos pulmones sufren daños directos por una contusión producto de un golpe o de un accidente, por aspiración del contenido de nuestro estómago, por una neumonía, por la presencia de una enfermedad de origen vírico, por la contaminación, etc.

Secundario: también conocido como síndrome de distrés respiratorio agudo extrapulmonar. Se produce cuando los pulmones sufren un daño colateral producido por la presencia de enfermedades graves del páncreas, por un shock traumático múltiple, etc.

Síndrome de distrés respiratorio: ¿es grave?

No nos vamos a engañar: cualquier afección que involucre a un órgano vital – corazón, pulmón, hígado…- es importante y, por supuesto, grave. En el caso del síndrome de distrés respiratorio la gravedad del diagnóstico dependerá de la extensión de los daños presentes en los pulmones o, lo que es lo mismo, de la cantidad de pulmón que presente incapacidad para llevar a cabo su importante y vital función de ventilación. De esta forma los médicos clasifican la gravedad de la afección puntuando del 1 al 4

  • Daño en un cuadrante del pulmón. Gravedad 1. Mortalidad: 25%.
  • Dos cuadrantes. Gravedad 2. Mortalidad: 50%.
  • Tres cuadrantes. Gravedad 3. Mortalidad: 75%.
  • Cuatro cuadrantes. Gravedad 4. Mortalidad: 90%.

Síndrome de distrés respiratorio: el diagnóstico y el tratamiento

Como comentábamos al principio, uno de los problemas prácticos de síndrome de distrés respiratorio es la ausencia de consenso a la hora de diagnosticar y tratar esta patología. Según el artículo “Síndrome de distrés respiratorio agudo: revisión a propósito de la definición de Berlín” parece ser que el riesgo de sufrir este tipo de patologías aumenta con la edad, con nuestro estilo de vida y con diversas patologías como la ansiedad, el estrés, la presencia de dolor crónico, etc.

Otros factores que influyen en la aparición del síndrome de distrés respiratorio serían la contaminación ambiental, la presencia de enfermedades cardiovasculares, las enfermedades de las vías respiratorias como la neumonía, la presencia de enfermedades víricas, etc.

En el tratamiento del distrés respiratorio agudo sí encontramos más consenso: casi todos los médicos optan por varios tratamientos complementarios:

  • La ventilación intrusiva o no intrusiva.
  • La medicación.
  • El soporte nutricional.

¿Conocías estos detalles sobre el síndrome de distrés respiratorio? Deja tu comentario, en el blog de las personas que viven con dolor nos encantaría leer tus impresiones.

New Call-to-action

Síndrome de distrés respiratorio: causas y tratamientos.
5 (100%) 1 vote