¿Qué es el síndrome del hombro congelado?

18.08.2017

Cuando vemos menguada la movilidad de una de nuestras articulaciones la sensación es francamente mala. Es por lo que hoy en el blog de las personas que viven con dolor ponemos el foco en el síndrome del hombro congelado.

¿Qué es el síndrome del hombro congelado?

El hombro congelado es una afección en la que el hombro duele y pierde el movimiento debido a la inflamación.

¿Cuáles son las causas que provocan el hombro congelado?

La articulación del hombro está formada entre otras por la cápsula de la articulación. Ésta tiene ligamentos que fijan los huesos del hombro entre sí. Cuando se presenta inflamación de la cápsula, dichos huesos son incapaces de moverse con normalidad en la articulación.

La mayoría de las veces, no hay ninguna causa para la inflamación. Los factores de riesgo incluyen:

  • Diabetes.
  • Problemas de tiroides.
  • Cambios en sus hormonas, como los que suceden durante la menopausia.
  • Lesión en el hombro.
  • Cirugía del hombro.
  • Cirugía a corazón abierto.
  • Enfermedad de discos cervicales del cuello. Sobre este aspecto, puedes consultar el artículo sobre artrosis cervical.

Este dolor impide mover el brazo. Dicha falta de movimiento puede llevar a que se presente rigidez e incluso menos movilidad. Con el tiempo, no se es capaz de realizar movimientos como pasar la mano por encima de la cabeza o por detrás del cuerpo.

Asimismo, para profundizar sobre el dolor en el hombro, puedes consultar el artículo, “Dolor en el hombro, ¿por qué se produce?“.

¿Cuáles son los principales síntomas?

En las fases iniciales, el síndrome del hombro congelado es muy doloroso con marcado dolor nocturno. A medida que transcurre el tiempo y se entra en la fase de congelación, el dolor va disminuyendo pero el hombro se va volviendo rígido y ello puede durar muchos meses.

Los principales síntomas de un hombro congelado son:

  • Disminución de la movilidad del hombro.
  • Dolor.
  • Rigidez.

¿Cómo se diagnostica el hombro congelado?

El diagnóstico del síndrome del hombro congelado lo efectuará el especialista a través de la historia y exploración clínicas. El diagnóstico con frecuencia se hace cuando el paciente no puede rotar el hombro.

Se realizarán radiografías del hombro para verificar que no haya otro problema, como artritis o depósitos de calcio. Puedes ampliar tu información sobre la artritis en nuestro artículo, “Artritis reumatoide, síntomas y tratamientos“.

En otras ocasiones  también se realizará una resonancia magnética.

¿Cuáles son los principales tratamientos?

Principalmente el dolor se trata con inyecciones de esteroides. Esto sumado a la fisioterapia, puede mejorar la movilidad. La fisioterapia deberá ser intensa y es necesario hacerla todos los días.

Está demostrado científicamente que un tejido encogido -como ocurre en la capsulitis retráctil- recupera al cabo del tiempo su longitud inicial. Esto es así si se aplican ciclos de estiramientos sostenidos durante varios segundos.

Los ejercicios de estiramiento del hombro en las diversas posiciones espaciales deben efectuarse de forma lenta hasta llegar a sentir un ligero dolor en el hombro. Esto nos dará la señal que se está estirando el ligamento que se haya encogido. Esta sensación de molestia o tensión debe mantenerse durante unos segundos y después volver a la posición inicial. Se efectuarán 10 estiramientos que deberán repetirse cinco veces al día.

Para la recuperación pueden pasar unas cuantas semanas para ver un progreso. Concretamente de 6 a 9 meses para lograr una recuperación completa. Además, se debe tratar cualquier factor de riesgo para el hombro congelado, como diabetes o problemas de tiroides.

Si persiste el hombro congelado, se recomienda la cirugía si el tratamiento no quirúrgico no es efectivo. El procedimiento de artroscopia del hombro se realiza con anestesia. Durante la cirugía, se libera el tejido cicatricial al llevar al hombro a través de un rango de movimiento completo. La cirugía artroscópica también se puede utilizar para cortar los ligamentos tensos y extirpar el tejido cicatricial del hombro.

 

Finalmente, si en tu caso eres deportista y tu dolor de hombro está relacionado con la actividad, te explicamos cómo un vendaje funcional del hombro puede ser un sistema para aliviar el dolor.



explicar dolor cronico

¿Qué es el síndrome del hombro congelado?
Vota el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *