Síndrome facetario: síntomas y tratamiento

26.03.2019

En las últimas semanas muchos de vosotros nos habéis preguntado a través de nuestras redes sociales sobre el síndrome facetario.

¿Cuáles son sus síntomas y tratamiento? ¡Te lo explicamos todo en este post!

sindrome facetario

Síndrome facetario. ¿Qué es?

El síndrome facetario afecta a las articulaciones facetarias, aquellas que unen unas vértebras con otras. Éstas intervienen en la absorción de cargas, dando continuidad a la columna vertebral y permitiendo su movilidad.

Las articulaciones facetarias intervienen en los movimientos de rotación de la columna, por lo que el síndrome facetario provoca dolor de espalda. Éste se puede producir en toda la columna vertebral, pero por lo general se produce en la región lumbar.

La articulación facetaria lumbar está compuesta de hueso, cartílago que evita el roce de los huesos y una cápsula que envuelve la estructura. Esta articulación es la que soporta casi todo el peso del cuerpo.

Causas

El síndrome facetario suele aparecer por el aumento de la carga que soportan estas articulaciones, provocando asimismo su desgaste. Debido a este desgaste, los huesos se deslizan unos sobre otros con fricción y limitaciones. La consecuencia es la degradación excesiva de los cartílagos articulares y, en algunos casos la subluxación de la parte trasera. Además se produce una separación de la cápsula de la articulación facetaria (sobre todo de la L5-S1).

Este desgaste puede producirse por varios motivos: la edad, malas posturas durante un prolongado período de tiempo, actividades de impacto estando de pie, permanecer parado por mucho tiempo, uso habitual de calzado inadecuado, o como consecuencia del desequilibrio en las cargas cuando los discos se lesionan y disminuyen su tamaño.

Síntomas

El síntoma principal del síndrome facetario es el dolor. Éste se ubica a un lado o en los dos de la zona lumbar. Puede extenderse incluso a los glúteos, la ingle o la parte posterior del muslo.

Estos dolores se agravan cuando se permanece mucho tiempo de pie, ya que la articulación queda comprimida, o con movimientos de hiperextensión, inclinación y rotación contralateral. En cambio, se nota un alivio del dolor cuando se está acostado en la cama o con movimientos de inclinación hacia adelante, ya que las superficies de las articulaciones posteriores se alejan.

Otro de los síntomas del síndrome facetario es la rigidez en las articulaciones, especialmente por la mañana, tras un período prolongado en reposo con dolor muy intenso al iniciar un movimiento, o tras realizar una actividad física intensa.

Tratamiento

Existen dos tipos de tratamiento para el síndrome facetario.

El tratamiento conservador es el más habitual. Éste consiste en reposo, analgésicos o antiinflamatorios, y la fisioterapia. Este último se puede emplear mediante electroterapia, combinada con el reposicionamiento de las articulaciones a través de movilizaciones de la columna vertebral y varias técnicas manuales empleadas por los fisioterapeutas. También es de gran ayuda realizar ejercicios de flexibilización, estiramiento de la espalda y fortalecimiento muscular.

Además es muy importante realizar un cambio en el estilo de vida con el fin de aliviar esos dolores provocados por el síndrome facetario. Bajar de peso o evitar las actividades de impacto ayudará a reducir el riesgo de padecer esta patología.

En casos puntuales en los que el tratamiento conservador no funcione, se valoraría la posibilidad de iniciar un tratamiento invasivo. Éste consiste en la infiltración de anestésicos y cortisona o bloqueos radiculares para reducir la sensibilidad de los nervios que irradian las articulaciones. En casos extremos se aplican unos implantes para amortiguar la zona donde existe sobrecarga. Estos implantes se introducen administrando anestesia local al paciente y realizando una pequeña incisión.

Por último, existe una terapia experimental conocida como neurotomía percutánea. Ésta consiste en matar las fibras nerviosas sensoriales de la articulación facetaria con una técnica de radiofrecuencia.

HHP_CTA_Convivir_con_dolor_espalda_Post

2 opiniones en “Síndrome facetario: síntomas y tratamiento”

    1. Hola Jorge,

      Puede probar con la andulación. Ésta combina dos tratamientos que se han demostrado eficaces en el ámbito de la salud, como son las vibraciones de cuerpo entero y el calor por infrarrojos. Estos dos tratamientos se combinan en una camilla que mantiene a la persona en posición horizontal, favoreciendo su relajación. La andulación no cura, pero si ayuda a mitigar el dolor. Para más información puede contactar con nosotros en el teléfono 900 123 345. Y si desea probar la andulación puede solicitar una sesión de prueba gratuita inscribiéndose aquí: https://www.hhp.es/experimenta/en-tu-casa/?ori=socialmedia&site=facebook.

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *