Sinovitis, un trastorno que afecta la articulación de la rodilla

25.08.2017

Las articulaciones son partes especialmente vulnerables de nuestro cuerpo. Es por lo que les debemos prestar especial atención. Hoy en el blog de las personas que viven con dolor hablamos de sinovitis de rodilla.

Sinovitis, un trastorno que afecta la articulación de la rodilla

¿Qué es la sinovitis?

La sinovitis es una inflamación o irritación de la membrana sinovial que reviste las articulaciones. Esta membrana rodea las articulaciones en forma de cápsula que secreta un líquido lubrificante (sinovia).

La sinovitis se adapta a los movimientos de la articulación y puede extenderse y contraerse. Cuando la sinovia se irrita, aumenta la producción del líquido sinovial y esto causa calor, rigidez e hinchazón en la parte interna y externa de la articulación.

Sinovitis de rodilla

 

Asimismo puede afectar a otra articulación dotada de membrana sinovial.

Generalmente en 8 de cada 10 casos, un tumor benigno con crecimiento lento de las membranas sinoviales provoca dolor e hinchazón en la sinovia de la rodilla.

La sinovitis afecta tanto a los hombres como a las mujeres. De todas formas, la artritis reumatoide (que conlleva la inflamación de la sinovia) es tres veces más común en las mujeres respecto a los hombres. Por otro lado, puede producirse una infección (artritis séptica) especialmente en las personas menores de 15 años o en aquellas mayores de 55 años y, generalmente, es más común en los hombres. Puedes profundizar sobre los síntomas de artritis reumatoide.

¿Cuáles son las causas de la sinovitis?

La sinovitis de rodilla puede presentarse como un episodio agudo que se produce únicamente en esta articulación. De todas formas también puede ser un síntoma de una enfermedad crónica que afecta a varias articulaciones.

La sinovitis de rodilla puede tener varias causas, entre las cuales se encuentran:

  • Infecciones (por ejemplo, artritis séptica, tuberculosis…).
  • Traumatismo directo.
  • Reacción alérgica.
  • Gota.
  • Sobrecarga articular.
  • Enfermedades inflamatorias autoinmunes (por ejemplo, artritis reumatoide). Puedes consultar el artículo sobre artritis reumatoide, síntomas y tratamientos.

Consumir alcohol, la insuficiencia renal e hipertensión pueden provocar una reducción de la eliminación de ácido úrico por parte del organismo. Esto, a su vez, provoca un depósito de ácido úrico en las articulaciones.

Síntomas de la sinovitis

Algunos de los síntomas más frecuentes son:

  • Dolores articulares.
  • Hinchazón.
  • Calor.
  • Rigidez.

¿Cómo se diagnostica la sinovitis?

Con frecuencia, la sinovitis se detecta durante una artroscopia de la articulación temporomandibular (ATM).  Esta se encuentra entre la parte inferior de la mandíbula y el cráneo.

Generalmente, la persona afectada ha realizado ciertos movimientos repetitivos durante mucho tiempo o ha esforzado demasiado la articulación. Si los síntomas de la sinovitis de rodilla no están relacionados con la actividad diaria, se puede tratar de una infección, una reacción alérgica o una enfermedad inflamatoria.

  • Examen físico. Se intenta efectuar el movimiento completo de la articulación. Se valora así el dolor, la rigidez y el posible ruido. Es necesario realizar una prueba de fuerza para los músculos específicos de la articulación, esta prueba permite saber si el paciente percibe dolor cuando realiza esfuerzos. La rodilla está hinchada, enrojecida y caliente al tacto.
  • Hemograma completo, análisis de orina y la velocidad de eritrosedimentación (VES) para medir la inflamación.
  • La radiografía puede ser útil para realizar una valoración de la superficie de la articulación y para revisar si está desgastada.

¿Cuáles son los tratamientos para la sinovitis de rodilla?

El tratamiento para la sinovitis consiste en:

  • Suministro de medicamentos antiinflamatorios.
  • Terapia de frío y calor. Esta terapia es también de las más utilizadas dentro de los tratamientos de los dolores articulares nocturnos.
  • Inyecciones de cortisona.
  • Reposo y la abstención de realizar actividades físicas que empeoren los síntomas.

Puede que sean necesarios medicamentos analgésicos. También podría ser necesario un aparato de sostén durante algunas horas del día o de la noche para inmovilizar y sostener la articulación.

Cuando los síntomas se estabilizan, se hará necesario realizar algunos ejercicios para mejorar la amplitud del movimiento y para restablecer la fuerza de los músculos alrededor de la articulación.

En el caso de la sinovitis destructiva, que se produce en enfermedades como la artritis reumatoide, puede ser necesario extirpar quirúrgicamente la membrana sinovial (sinovectomía).

La sinovia también puede extirparse a través de la laserterapia o gracias a ciertas inyecciones de sustancias químicas de manera selectiva (ablación química).

También, los aceites esenciales pueden ayudar a aliviar el dolor.





New Call-to-action

Sinovitis, un trastorno que afecta la articulación de la rodilla
Vota el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *