Los síntomas invisibles de la Esclerosis Múltiple

04.06.2019

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad crónica e irreversible del sistema inmunológico que ataca a las propias neuronas. El pasado 30 de mayo se celebraba el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple, que, bajo el lema #MyInvisibleMS, este 2019 estaba dedicado a los síntomas invisibles de la Esclerosis Múltiple.

En el post de hoy os explicamos cuáles son estos síntomas invisibles de la Esclerosis Múltiple.

sintomas invisibles de la esclerosis múltiple

EM, ¿Qué es?

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad crónica e irreversible del sistema inmunológico que ataca a las propias neuronas. Ésta afecta a la comunicación entre el cerebro y el organismo.

Esta enfermedad afecta a más de 2,3 millones de personas en todo el mundo. Sus síntomas son causa de discapacidad entre los adultos jóvenes, y su diagnóstico suele aparecer entre los 25 y los 31 años.

La Esclerosis Múltiple se diagnostica a través de una punción lumbar o una resonancia magnética. Estas pruebas se complementan con otros test que excluyan patologías parecidas, como la enfermedad de Lyme, la sarcoidosis o la vasculitis.

Hoy en día no se conoce ni la causa ni una cura para esta enfermedad.

Día Mundial de la EM

Cada 30 de mayo se celebra el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple. Cada año está dedicado a un tema concreto de la EM. La campaña de este año trata los síntomas invisibles de la Esclerosis Múltiple. Bajo el lema #MyInvisibleMS, el objetivo es concienciar sobre los síntomas invisibles de esta enfermedad y su impacto en la calidad de vida de los pacientes.

El Día Mundial de la Esclerosis Múltiple se inició en 2009 por parte de la Federación Internacional de Esclerosis Múltiple. Desde entonces, con una campaña diferente cada año, se ha llegado a cientos de miles de personas de todo el mundo.

Siguiendo con la campaña de este 2019, os explicamos cuáles son los síntomas invisibles de la Esclerosis Múltiple.

Síntomas invisibles de la Esclerosis Múltiple

Fatiga o debilidad: síntoma más común de la EM, afecta al 89% de los pacientes. Fatiga general y debilitante que no se puede prever.

Problemas de movilidad: uno de los síntomas más precoces y que afecta al 91% de los pacientes. Puede ser más o menos evidente, pero suele condicionar la actividad de quien la sufre.

Trastornos cognitivos: problemas de memoria a corto plazo, trastornos de la concentración, discernimiento y/o razonamiento.

Trastornos visuales: visión borrosa, visión doble, neuritis.

Espasticidad: contracciones o espasmos musculares involuntarios y rigidez. Produce una sensación de pesadez o rigidez en piernas y brazos, así como la sensación de manos agarrotadas. La espasticidad puede generar dificultad para realizar movimientos y actividades, alteraciones en el funcionamiento de la vejiga, fatiga y alteraciones en el sueño.

Trastornos emocionales: cambios de humor, llanto involuntario y depresión. La depresión es otro de los síntomas más comunes de la EM.

Dificultad al tragar: es causada por el daño a los nervios que controlan esta acción del cuerpo.

Pérdida de equilibrio: torpeza, dificultad para mantener el equilibrio al caminar.

Vértigos y mareos: los mareos suelen aparecer sin avisar, especialmente en situaciones de estrés y nerviosismo.

Alteraciones de sensibilidad: cosquilleo, parestesia, sensación de quemazón en zonas corporales y sensibilidad al calor.

Dolor: uno de los síntomas que más puede afectar a la calidad de vida. La intensidad y duración del dolor varía en función de cada caso concreto. Algunos tipos de dolor son los causados por la neuralgia del trigémino, la neuritis óptica, el signo de Lhermitte doloroso, espasmos tónicos dolorosos, las disestesias o dolor neuropático de extremidades inferiores, dolor dorsal o lumbar, o dolor de cabeza.

Trastornos del sueño: afecta a un 70% de los pacientes con EM. Dificultad para conciliar el sueño, quedarse dormido en lugares inapropiados, presentar demasiado sueño, o tener conductas anormales durante el mismo.

Problemas de sexualidad e intimidad: impotencia, disminución de la excitación y pérdida de sensaciones.

Si quieres saber más sobre las diferentes patologías del sistema nervioso, descárgate esta guía gratuita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *