Sufro cansancio crónico ¿qué puedo hacer?

22.08.2016

Todos estamos cansados alguna vez, pero cuando esa sensación de agotamiento se convierte en cansancio crónico es necesario prestarle toda nuestra atención. Ha llegado la hora de pensar, reflexionar y tomar decisiones. Hoy en El blog de las personas que viven con dolor te damos algunos consejos.

cansancio cronico

El cansancio crónico nos impide disfrutar de la familia y los amigos. También nos impide salir a divertirnos, hacer deporte o, simplemente, ir a trabajar. Se trata de un trastorno que puede que no provoque dolor intenso o agudo, pero condiciona la vida de muchas personas.

El cansancio crónico es uno de los síntomas de dos patologías bien conocidas por nuestros seguidores: la fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica. Pero nadie está exento de sufrir sus consecuencias. Hasta las personas llenas de salud o los deportistas de alto nivel pueden sufrir de ese cansancio crónico que afecta no sólo a su vida social, sino a su carrera profesional.

En definitiva: el cansancio crónico es un problema que, como el dolor, es capaz de arruinar nuestra calidad de vida. Es por lo que es esencial que sepamos cómo prevenirlo, tratarlo, aliviarlo y, si podemos, eliminarlo.

La alimentación saludable, primera clave para combatir el cansancio crónico

En El blog de las personas que viven con dolor no nos cansamos de recordarte que la alimentación es básica para mantener un estilo de vida lo más saludable posible. Una dieta equilibrada semanal que contenga todos los nutrientes esenciales.  Reforzaremos así nuestras defensas, lo que no sólo nos evitará sufrir muchas enfermedades, también nos aportará esa energía que necesitamos para evitar caer en episodios esporádicos de fatiga que, si no los tratamos, pueden llegar a convertirse en ese cansancio crónico que no deseamos para nadie.

Una dieta equilibrada semanal es la mediterránea, así como otras dietas que no sólo sirven para adelgazar y que están recomendadas por los dietistas. Se basa en una forma de alimentarnos, cocinar, compartir los alimentos compartirlos y disfrutar de nuestro entorno. Se trata de una dieta en la que adquiere tanta importancia lo que comemos como la forma en que lo hacemos y el tiempo que nos tomamos para ello.

Además, y siempre dentro de nuestras posibilidades, podemos practicar 30 minutos de ejercicio intenso al día. La vida sedentaria profundiza también en la fatiga crónica.

Segunda clave para prevenir el cansancio crónico: el descanso saludable

Puede parecer una obviedad, pero mucha gente va arrastrando el cansancio día tras día porque no disfruta de un descanso nocturno saludable y reparador. Según la SES– Sociedad Española del Sueño- un 30% de la población sufre o sufrirá de trastornos del sueño que afectarán su calidad de vida. Hablamos de insomnio, apnea del sueño, síndrome de las piernas inquietas… Afecciones que no sólo pueden producir ese cansancio crónico que tanto nos preocupa. Éstas además pueden derivar en patologías cardiovasculares, digestivas, conductuales, etc.

La SES nos ofrece una serie de consejos para disfrutar de un descanso reparador. Se trata de unas pautas de conducta tan saludables como las siguientes:

  • Evitar las cenas pesadas, el alcohol o la cafeína al menos cuatro horas antes de acostarnos.
  • No dormir siestas largas.  Con veinte o treinta minutos es suficiente. Este tiempo sirve para que nuestro organismo recupere la energía a mitad de la jornada. Podremos así seguir funcionando hasta la hora de acostarnos.
  • Elegir superficies cómodas y saludables para dormir.
  • Tomar un vaso de leche. La leche contiene melatonina, hormona que está muy relacionada con el descanso.
  • Infusión de valeriana. La valeriana tiene sustancias sedantes que son de gran ayuda a la hora de conciliar el sueño.
  • Aceites esencialesSon muy efectivos para combatir el insomnio.
  • Masajes. Nos ayuda a dormirnos con mayor facilidad.

El test de la fatiga crónica

Dada la dificultad que conlleva detectar que padecemos fatiga crónica, existen tests o cuestionarios que nos pueden facilitar su detección. Estos tests nos pueden orientar ya que es difícil detectar si lo que padecemos es fatiga crónica.

Uno de los tests que ayudan en la detección de esta enfermedad crónica lo facilita el Insitut Ferran de Reumatología. Instituciones como HHP también facilita un test del dolor online para ver en qué estado se encuentra la persona. También ayuda a informar al paciente sobre diferentes tratamientos en función de cada caso y de sus necesidades. Estos tests en ningún caso pueden sustituir un diagnóstico médico.

  explicar dolor cronico

Sufro cansancio crónico ¿qué puedo hacer?
4 (80%) 3 votes