Las 10 mejores técnicas de relajación

16.08.2017

En nuestra sociedad actual es frecuente vivir de forma acelerada. Esto en ocasiones nos puede provocar estrés o ansiedad. Hoy en el blog de las personas que viven con dolor te hablamos de técnicas de relajación.

Técnicas de relajación

La respuesta del cuerpo a la relajación es un antídoto contra afecciones del sistema nervioso.

La respiración, el deporte, la meditación e incluso jugar con nuestras mascotas permiten controlar la ansiedad y los nervios.

Técnicas de relajación como la respiración profunda, visualización, relajación muscular progresiva, la meditación y el yoga pueden ayudar a activar la relajación.

Como hemos comentado, la ansiedad es uno de los grandes males más extendidos de la sociedad actual. Conviene no confundirla con el nerviosismo que genera una situación puntual. La ansiedad se expresa a través de síntomas físicos y psicológicos que pueden atajarse parcialmente o aliviarse de manera que contribuyan a mejorar la calidad de vida de quien la padece.

Las técnicas de relajación son muy importantes ya que por ejemplo, pueden manifestarse en forma de dolor de espalda por ansiedad. Además de las 10 técnicas de relajación que te presentamos, en otro de nuestros artículos puedes consultar los 6 tratamientos para los nervios más recomendados por los expertos.

Diez técnicas de relajación

A continuación, te proponemos diez técnicas para reducir el nerviosismo y la ansiedad:

  1. Respirar profundamente. Inspirar y expirar correctamente el aire activando los pulmones. Realizar estas respiraciones entre cinco y diez minutos ayudará a controlar el estrés y la ansiedad. Esto es así porque cuerpo y mente se concentran en esa actividad.
  2. Caminar al aire libre. Se trata de uno de los métodos que contribuyen a reducir la ansiedad. El movimiento, andar concentrado en nuestros pasos, en especial en espacios exteriores, es donde se toma contacto con otras realidades ajenas a la que está en nuestros pensamientos.
  3. Meditar. Es otro de los ejercicios recomendados. Aunque en un principio puede resultar complicado, es una de las grandes técnicas de relajación. Abstraerse del pensamiento o la situación que genera inquietud, estrés o nerviosismo. De esta forma se toma distancia de ella, situando así la mente en cualquier otra idea ayuda a reducir la tensión.
  4. Escuchar música. Muchas personas encuentran en las notas musicales el ritmo necesario para relajarse. La música clásica, o simplemente relajante, libera la mente de preocupaciones, aunque solo sea de forma parcial. Es conveniente, no obstante, no elevar demasiado el volumen, ya que se genera tensión innecesaria al oído.
  5. Mantener una conversación. Se sale así de lo que en ese momento consideramos como nuestra única realidad. Cuando estamos inquietos, la realidad nos la dicta el estrés, nerviosismo o ansiedad que padecemos. Pero existen otras. Tomar contacto con ellas ayuda a relativizar nuestras preocupaciones, a encontrar otro punto de vista. Entablar una conversación sobre cualquier otro tema con otra persona ayudará al cuerpo y mente a evadirse.
  6. Salir a correr. Es una variante del paseo. Actualmente la más seguida es el ´running´, que ayuda a muchas personas a desconectar de sus problemas cotidianos. En el caso de la ansiedad activa y libera músculos del cuerpo tensionados por los nervios.
  7. Poner la atención en el presente. Cuando nos dejamos llevar por la inquietud o la situación que nos genera esos nervios, nuestra mente sólo presta atención a esa situación, que en muchas ocasiones escapa a nuestro control. Ante eso, debemos prestar atención a lo que ocurre delante de nosotros, en lo que podemos influir.
  8. Reír. ¿Qué mejor terapia liberadora que reír? Está demostrado que reír ayuda a rebajar la tensión que padecemos. Aunque el contexto no siempre sea el más adecuado, encontrar una situación o una persona que nos ayude a reír servirá también para luchar contra la ansiedad. Debemos provocar esa situación de risa, porque muchas veces no nos vendrá dada.
  9. Recordar un momento feliz. El momento de nerviosismo parece una barrera que no podremos saltar. En esos momentos es recomendable echar la vista atrás y recordar un momento de felicidad.
  10. Jugar con nuestra mascota. Si la tenemos, los animales perciben también los malos momentos de sus dueños y sufren. Jugar con nuestros gatos y perros ayuda a rebajar las tensiones.

Además de estas técnicas de relajación, en uno de nuestros artículos te presentamos ejercicios útiles para combatir la ansiedad y la depresión.

 

eBook Sistema Nervioso

Las 10 mejores técnicas de relajación
Vota el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *