Tendinitis tibial posterior ¿qué es y cómo tratarla?

27.12.2016

Hoy vamos a dedicar toda nuestra atención a la tendinitis tibial posterior, una lesión bastante típica de los deportistas profesionales y aficionados. ¿Es tu caso? ¿Te han diagnosticado tendinitis tibial posterior? Entonces este artículo está escrito especialmente para ti.

tendinitis tibial posterior
Índice de contenidos
¿Tendinitis tibial posterior ¿en qué consiste?
Los mejores tratamientos para la tendinitis tibial posterior

¿Tendinitis tibial posterior ¿en qué consiste?

En el blog de las personas que viven con dolor ya hemos hablado en otras ocasiones de la palabra tendinitis, esa inflamación de uno de los tendones de nuestro organismo y que se encargan de que podamos movernos: correr, caminar, sentarnos, levantarnos, coger un objeto con la mano, manejar el mando a distancia etc.

La tendinitis puede aparecer en cualquier tendón de nuestro cuerpo (¡y hay muchos!), pero normalmente afecta más a aquellos tendones de los miembros que más usamos en nuestro día a día cotidiano: los tendones de las muñecas, los del talón de Aquiles o el caso que nos ocupa: los tendones tibiales posteriores. Cuando estos tendones se inflaman aparece el protagonista de muchos disgustos y parones en la carrera profesional de muchos atletas: la tendinitis tibial posterior.

En este tipo de tendinitis, la inflamación, irritación y dolor se produce en el tendón tibial posterior, ese haz nervioso que se encuentra situado en el interior de nuestro tobillo y que sirve entre otras muchas cosas para permitirnos correr sin sentir un intenso y fuerte dolor en la zona plantar, los dedos de los pies e, incluso, el empeine. En la página web de Byerfisio.com puedes ver una ilustración muy sencilla que muestra la ubicación del tendón tibial posterior.

La tendinitis tibial posterior es  no sólo una de las tendinitis más dolorosas que existen, sino una de las más incapacitantes para la persona que la sufre ya que le impide varios movimientos comunes a casi cualquier tipo de disciplina deportiva: apoyar la planta del pie, caminar y correr sin sentir dolor.  Pero las consecuencias de sufrir una tendinitis tibial posterior no son sólo profesionales, sino de índole personal ya que la persona con esta lesión sufre también otra serie de síntomas relacionados: problemas de estrés, insomnio, angustia, malestar general, etc.

Los mejores tratamientos para la tendinitis tibial posterior

A veces la tendinitis tibial posterior se confunde con otros dos tipos de lesiones muy comunes entre los deportistas de alto nivel: la tendinitis aquílea o entesitis del tendón de Aquiles  y la fascitis plantar, por eso es tan importante recibir un buen diagnóstico cuanto antes y aplicar los diferentes tratamientos que nos prescriba el especialista.

El objetivo principal de los tratamientos para la tendinitis tibial posterior sería aliviar la inflamación del tendón dañado. Una vez aliviada la inflamación, nuestro cerebro ya no recibirá señales de dolor y, además, nuestro organismo será capaz de ir reparando poco a poco las fibras dañadas y a devolvernos esa sonrisa perdida por culpa de una lesión dolorosa e incapacitante: la tendinitis tibial posterior.

Los tratamientos más habituales para aliviar el dolor de la tentinitis tibial posterior y recuperar cuanto antes la movilidad de nuestros miembros inferiores serían los siguientes:

  • Medicamentos analgésicos y anti inflamatorios.
  • Inmovilización de la zona inflamada.
  • Masajes fisioterapéuticos.
  • Sesiones de terapia de que combina la eficacia del calor por infrarrojos y los movimientos vibracionales.

Si te han diagnosticado tendinitis tibial posterior y quieres acelerar el proceso de recuperación, no lo dudes más: solicita información.

New Call-to-action

Tendinitis tibial posterior ¿qué es y cómo tratarla?
4 (80%) 4 votes