Tipos de fracturas, causas y tratamientos

28.07.2017

Los huesos son una parte fundamental de nuestro cuerpo ya que protegen nuestro organismo. En ocasiones, y debido a las diferentes situaciones a que nos enfrentamos, los huesos pueden padecer golpes o verse dañados. Es por lo que hoy en el blog de las personas que viven con dolor vamos a hablarte de los tipos de fracturas.

tipos-de-fracturas-causas-y-tratamientos

¿Qué es una fractura?

Una fractura es una ruptura o fisura en un hueso. Se produce cuando la fuerza ejercida contra un hueso es mayor que la fuerza que él puede soportar estructuralmente.

¿Dónde se suelen producir las fracturas?

En general, las partes más frecuentes de nuestro cuerpo en las que se producen las fracturas son la muñeca, el tobillo y la cadera.

El tratamiento de una fractura incluye inmovilizar el hueso con un yeso o insertar quirúrgicamente varillas o placas de metal para mantener juntas las piezas de hueso.

Algunas fracturas complicadas pueden requerir cirugía y tracción quirúrgica.

En la mayoría de los casos, el yeso se retira después de unas semanas, pero el paciente debe mover su extremidad con cuidado por lo menos durante el próximo mes.

Existen diferentes tipos de fracturas en los huesos. Las fracturas más comunes ocurren en la muñeca, el tobillo y la cadera. Las fracturas de cadera ocurren con mayor frecuencia en personas mayores. Si lo necesitas, puedes consultar el artículo “Dolor de cadera, ¿qué lo produce?

Principales causas de las fracturas

Las causas de las fracturas pueden incluir:

  • Incidentes traumáticos. Se trata de lesiones deportivas, accidentes de vehículos y caídas. En este caso, te puede ser muy útil consultar el artículo, “Tratar y prevenir lesiones deportivas con la andulación“.
  • Condicionantes de salud. Este sería el caso de la osteoporosis y algunos tipos de cáncer que hacen que los huesos se fracturen con más facilidad. Es en estos casos los traumas menores y las caídas pueden llegar a ser graves. Por eso, si necesitas más información puedes consultar “Osteoporosis: síntomas que puedes tener y no notar“.

Síntomas de los tipos de fracturas

Las fracturas son distintas de otras lesiones en el esqueleto, como las dislocaciones, aunque en algunos casos puede ser difícil diferenciarlas. A veces, la persona puede tener más de un tipo de lesión. En caso de duda, se aplica el tratamiento como si se tratara de una fractura.

Los síntomas de una fractura dependen de la lesión en particular y su gravedad, pero pueden incluir:

  • Dolor
  • Hinchazón
  • Moratones
  • Deformidad
  • Incapacidad para usar la extremidad

¿Cuáles son los tipos de fractura?

Los diferentes tipos de fractura incluyen:

  • Fractura cerrada (simple). El hueso roto no ha traspasado la piel.
  • Fractura abierta (compuesta). El hueso roto sobresale a través de la piel o una herida conduce a la zona de fractura. En estos casos se pueden dar infección y hemorragia externa.
  • Fractura de tallo verde. Esta fractura incompleta se asemeja al quiebre de una rama. Es más común en los niños porque sus huesos son más flexibles que los de un adulto.
  • Fractura de estrés. Con frecuencia se produce en el pie o la pierna como resultado del esfuerzo repetido en actividades deportivas, el trote o las carreras.
  • Fractura complicada. Las estructuras que rodean a la fractura resultan lesionadas. Puede haber daños en las venas, arterias o nervios.
  • Fractura conminuta. El hueso se rompe en trozos pequeños. Este tipo de fractura complicada tiende a curarse más lentamente.
  • Fractura por avulsión. Las contracciones musculares potentes pueden desprender un tendón y extraer pedazos de hueso con él. Este tipo de fractura es más común en las articulaciones de la rodilla y el hombro.
  • Fractura de compresión. Se produce cuando dos huesos son forzados uno contra el otro. Este tipo de fractura se suele dar en los huesos de la columna vertebral, llamados vértebras. Las personas mayores, particularmente aquellas con osteoporosis, tienen un mayor riesgo.

Asimismo un traumatismo en la cabeza, el pecho, la columna vertebral o la pelvis también puede fracturar huesos como el cráneo y las costillas. Estas fracturas son complicadas por los órganos que son protegidos por los huesos.

Primeros auxilios para el tratamiento de las fracturas

Los primeros auxilios para las fracturas se basan en limitar el movimiento de la zona lesionada.

Twittear ahora

 

Si se sospecha de una fractura, se debe:

Mantener inmóvil a la persona, especialmente si se sospecha de fractura de cráneo, columna vertebral, costillas, pelvis o pierna superior.

Asistir las heridas sangrantes. Se debe detener el sangrado presionando firmemente en el sitio con un vendaje limpio.

Si se controla el sangrado, debe mantener la herida cubierta con un apósito limpio.

No enderezar los huesos fracturados.

Aplicar una férula para apoyar la extremidad. Artículos como tablas de madera y revistas dobladas pueden funcionar para algunas fracturas. Se debe inmovilizar la extremidad arriba y debajo de la fractura.

Utilizar un cabestrillo para sostener una fractura de brazo o de clavícula.

Elevar la zona fracturada si es posible y aplicar una compresa fría para reducir la hinchazón y el dolor.

Evitar que la persona lesionada coma o beba hasta que sea examinada por un médico, por si necesita una cirugía de emergencia.

En caso de emergencia, llame para pedir una ambulancia.

Diagnóstico y tratamiento de los tipos de fracturas

Los médicos diagnostican las fracturas en los huesos mediante radiografías. También pueden utilizar las tomografías computarizadas y la resonancia magnética.

El objetivo del tratamiento es asegurarse de que las piezas de hueso están alineadas correctamente. El hueso tiene que recuperarse completamente en fuerza, movimiento y sensibilidad. Según la gravedad y tipo de fractura, algunas pueden requerir cirugía.

Dependiendo de dónde sea la fractura y su gravedad, el tratamiento puede incluir:

  • El uso de una férula para detener el movimiento del miembro roto.
  • Buscar apoyo para el hueso.
  • El uso de un molde de yeso para proporcionar apoyo e inmovilizar el hueso.
  • La tracción del hueso
  • La inserción quirúrgica de varillas o placas de metal para mantener las piezas de hueso juntas.
  • El alivio del dolor.
  • Procedimiento quirúrgico.

Los huesos fracturados necesitan alrededor de cuatro a ocho semanas para sanar. Esto siempre dependerá de la edad y la salud de la persona, así como del tipo de fractura.





Tratar dolor agudo con andulación

Tipos de fracturas, causas y tratamientos
Vota el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *