Tratamientos para aliviar el dolor crónico

04.12.2018

Convivir con dolor crónico no es una tarea nada fácil. Muchas veces éste deriva en problemas psicológicos, ansiedad y depresión, impidiéndonos realizar algunas actividades a las que antes estábamos acostumbrados. Por eso en el post de hoy os explicamos cuáles son algunos de los tratamientos para aliviar el dolor crónico.

tratamientos para aliviar el dolor crónico

¿Qué es el dolor crónico?

El dolor es un mecanismo que utiliza nuestro cuerpo para notificarnos que algo no va bien. Éste puede ser temporal y aliviarse con el uso de analgésicos o antiinflamatorios, o persistir en el tiempo y requerir de tratamientos médicos más complejos y a largo plazo.

Cuando el dolor se prolonga por más de 6 meses y no desaparece con ningún tratamiento, éste se considera dolor crónico.

Según datos de la Sociedad Española del Dolor, cerca del 20% de la población española padece dolor crónico. Éste afecta especialmente a mujeres de entre 50 y 60 años que sufren alguna patología o afecciones osteomusculares, enfermedades relacionadas con el envejecimiento, como la artrosis, o procesos oncológicos.

Algunos de estos dolores están relacionados con alguna enfermedad. Aunque no tengan una cura definitiva, sí existen diversos tratamientos para aliviar el dolor crónico.

Medicación

Si hablamos de tratamientos para aliviar el dolor crónico el más común es la medicación. Los fármacos nos los tiene que prescribir nuestro médico, que lo hará siempre según el tipo de dolor a tratar. En estos casos tendremos que realizar regularmente visitas de revisión con nuestro doctor para ajustar la medicación en función del dolor.

En ocasiones, el remedio más efectivo son los opioides, unos fármacos derivados de la morfina, que si se utilizan correctamente son efectivos y no suponen un riesgo de adicción.

Relajación

Dedicar un rato al día a relajarse es otro de los tratamientos para aliviar el dolor crónico. Realizando cualquier técnica de relajación lo que hacemos es focalizar nuestros pensamientos en la respiración y olvidarnos completamente del dolor.

Una de estas técnicas que nos puede ayudar es la ‘Relajación de Jacobson’. Consiste en tensar y destensar los grupos musculares de nuestro cuerpo, eliminando la rigidez y dejándolos en un estado de calma.

Existen también numerosas actividades que nos pueden ayudar a conseguir ese estado de relajación. Una de ellas es el yoga. Según varios estudios, el yoga puede ayudar significativamente en el alivio del dolor y el estado de ánimo de las personas que sufren dolor crónico. Con el yoga despejamos nuestra mente y dejamos de pensar en el dolor por un momento.

Terapias psicológicas

Como hemos comentado anteriormente, en algunas personas este dolor crónico puede derivar también en problemas psicológicos o depresión. Por eso en ocasiones acudir a un psicólogo con quien hablar de cómo nos sentimos puede ser de gran ayuda.

Además de hablar con un psicólogo, existen otras formas de aliviar el dolor a través de la psicología. Saber controlar el estrés es muy importante, ya que a más estrés, más dolor sentimos, y cuanto más dolor sentimos, más nos estresamos.

En este sentido nos ayudará el tener pensamientos positivos. Focalizar nuestra mente en el dolor que estamos sintiendo no nos beneficia en nada. En cambio, si transformamos estos pensamientos en positivos, centrándonos en lo que estamos haciendo para aliviar el dolor, éste disminuirá.

También nos puede ayudar buscar apoyo en otras personas, como familiares o amigos. Asociaciones y grupos de apoyo donde poder compartir nuestra experiencia con personas en nuestra misma situación también puede ser beneficioso.

Estilo de vida saludable

Por último, otro de los tratamientos para aliviar el dolor crónico es mantener un estilo de vida saludable. Dormir y descansar correctamente y realizar ejercicio físico moderado periódicamente nos ayudará a disminuir la sensación de dolor.

Tampoco hay que descuidar la alimentación. Existen una serie de alimentos que son recomendables contra el dolor crónico. Estos son los vegetales frescos (zanahoria, apio, cebolla), las grasas vegetales (aceite de oliva), los cereales integrales (amaranto, maíz), los alimentos ricos en magnesio (espinacas, almendras, aguacate), los antioxidantes (zanahoria, naranja, limón) o los aceites y leches vegetales (leche de soja o almendras).

Para más información sobre como tratar tu dolor crónico diariamente, descárgate nuestra guía gratuita.

New Call-to-action

Tratamientos para aliviar el dolor crónico
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *