Traumatismo craneoencefálico

21.07.2017

Hay partes de nuestro cuerpo que debemos proteger especialmente contra golpes o caídas. De la importancia de esto y de lo que nos puede suceder en caso de accidente, hoy en el blog de las personas que viven con dolor te hablamos de traumatismo craneoencefálico.

traumatismo-craneoencefalico

¿Qué es el traumatismo craneoencefálico?

El traumatismo craneoencefálico se define como una afectación del cerebro causado por una fuerza externa. Ésta afectación puede producir una disminución o disfunción del nivel de conciencia lo que conlleva una alteración de las habilidades cognitivas, físicas y/o emocionales del individuo.

De la definición de traumatismo craneoencefálico destacan tres aspectos:

  • Una fuerza externa que actúa sobre el cerebro.
  • La afectación cerebral provocada por dicha fuerza.
  • La disfunción cerebral provocada por dicha afectación.

En España se producen cada año aproximadamente 200 traumatismos craneoencefálicos (TCE) por 100.000 habitantes.

Asimismo es de destacar que el traumatismo craneoencefálico es tres veces más frecuente en varones que en mujeres. El grupo de edad de mayor incidencia es el comprendido entre los 15 y 35 años de edad.

Los accidentes de tráfico, la causa más importante de traumatismo craneoencefálico

Los accidentes de tráfico representan la causa más importante de traumatismo craneoencefálico ya que representa alrededor del 75% de los casos. En segundo lugar estarían las caídas (20%) y las lesiones deportivas (5%). Lamentablemente, uno de cada cinco supervivientes de un TCE  presentará una discapacidad moderada o grave.

Por su parte, la mortalidad del traumatismo craneoencefálico es del 11% de los casos. Es la primera causa de muerte e incapacidad en personas con edad inferior a los 45 años.

¿Cómo se clasifican los traumatismos craneoencefálicos?

Se clasifican en función de la gravedad:

Conmoción cerebral o TCE leves: son los más frecuentes y representan por tanto el mayor número de traumatismos que se producen en nuestro país. Es un tipo de traumatismos en los que no suele existir pérdida de conocimiento o si existe su duración suele estar limitada a los minutos posteriores a la contusión.

TCE moderado: el periodo de pérdida de conocimiento es mayor a 30 minutos pero no sobrepasa un día.

TCE grave: el periodo de pérdida de conocimiento es mayor a un día y/o el periodo en el que el paciente que lo sufre tiene dificultades para aprender información nueva es mayor de una semana.

Tipos de lesiones de traumatismo craneoencefálico

En función de que la fuerza ejercida en el momento del traumatismo sea capaz de romper el hueso craneal y exponer el tejido cerebral al exterior los traumatismos se clasifican en:

Cerrados. El hueso y la capa de  protección que protege el tejido cerebral permanecen intactos y no existe exposición del cerebro.

Abiertos o penetrantes. En este tipo de traumatismo craneoencefálico se rompe la capa de protección que envuelve al cerebro y por tanto existe una exposición directa del tejido cerebral al exterior.

La afectación cerebral de un traumatismo craneoencefálico es muy variada. Se pueden distinguir entre daño cerebral primario, secundario y terciario.

  • El daño primario está relacionado con el mecanismo y la energía desarrollada en el traumatismo.
  • El daño cerebral secundario y terciario puede producirse como consecuencia del efecto de lesiones externas que provocan un aumento de la presión intracraneal.

Como consecuencia de alteraciones intracerebrales como la presencia de crisis epilépticas precoces, o edema intracerebral.

Además, complicaciones sistémicas pueden ocurrir en el TCE, como el descenso de la tensión arterial, de la oxigenación, o el aumento de la temperatura entre otros.

Primeros auxilios en caso de un traumatismo craneoencefálico

Twittear

En caso que nos encontremos con un accidentado de traumatismo moderado o grave deberemos seguir estos pasos:

  1. Revisar las vías respiratorias, la respiración y la circulación de la persona. Puede ser necesaria la respiración boca a boca
  2. Aunque la respiración y la frecuencia cardíaca sean normales, y la persona está inconsciente, hay que tratarla como si hubiera una lesión de columna. Se estabilizará la cabeza y el cuello colocando sus manos en ambos lados de la cabeza de la persona.
  3. En caso de sangrado, presionar firmemente con un pedazo de tela limpio sobre la herida. Si se produjo una fractura craneal, no hay que aplicar presión directa solo cubrir con una gasa estéril.
  4. Si la persona está vomitando, será necesario girar la cabeza, el cuello y el cuerpo hacia el lado para prevenir el ahogamiento.
  5. Aplicar compresas de hielo en las áreas inflamadas.





eBook Sistema Nervioso

Traumatismo craneoencefálico
Vota el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *