¿Qué es una hernia? Tipos y causas más comunes

04.05.2017

Existen algunas afecciones que no por ser comunes son del todo conocidas. Es por lo que hoy en el blog de las personas que viven con dolor te vamos a hablar de qué es una hernia y los tipos más comunes que existen.

Qué es una hernia: tipos y causas más comunes
Muchos lectores nos envían sus preguntas sobre qué es una hernia a nuestras redes sociales FacebookTwitter y Google Plus. Es por lo que hoy vamos a ayudarte a conocerlas mejor. 

¿Qué es una hernia?

Las hernias normalmente aparecen cuando se produce un fallo en la pared abdominal. En este caso, parte de algún tejido u órgano del cuerpo se introduce a través de la zona dañada del abdomen, formando una protusión. En ocasiones puede observarse como un bulto en la superficie del cuerpo.

¿Qué causa una hernia?

La aparición de una hernia puede deberse a diversos factores. Entre ellos encontramos las hernias congénitas, las cuales se nace con ellas; y

las hernias adquiridas, provocadas por sobreesfuerzos, problemas de salud o debilidad de la zona abdominal debido al envejecimiento.

La mayoría de las  hernias se producen por el mismo mecanismo de acción.  Tienen diferentes nombres y se las trata diferente según el lugar del cuerpo en el que se encuentren.

¿Qué tipos de hernias existen?

Existen diferentes formas de clasificar las hernias, una de ellas es según su localización. Estos son algunos de los tipos de hernias más comunes debidos a fallos de la pared  abdominal.

  • Hernia inguinal. Se produce en la zona de la ingle. Aparece por un fallo de la pared abdominal a nivel inguinal. Son más frecuentes en las personas que realizan un trabajo pesado o actividades físicas muy intensas. Este tipo de hernias se pueden desarrollar a cualquier edad. En su aparición puede influir el sobrepeso, el embarazo, tos pronunciada o estornudos continuos e incluso el esfuerzo realizado para orinar en hombres con próstata agrandada. El 95% de las hernias inguinales se producen en hombres.
  • Hernia incisional. A este tipo de hernia, se les llama también ventral. Suele ocurrir en la zona donde se ha producido una incisión quirúrgica con anterioridad. Es más frecuente en la zona abdominal y su tamaño puede variar. Su desarrollo se debe al fallo en algunos puntos de la sutura o en las zonas cercanas a ella. Suele producirse a causa de una tensión muy fuerte y momentánea o a una infección en la sutura, mala alimentación, obesidad, etc. Las hernias incisionales se manifiestan en forma de bulto cerca o en la misma cicatriz.
  • Hernia epigástrica. Se produce en la parte superior del abdomen, entre el   esternón y el ombligo normalmente. Es causada por sobreesfuerzos para levantar objetos pesados, estreñimiento, tos y estornudos continuos, etc. Las hernias epigástricas también son más propensas en hombres que en mujeres.

¿Cómo puedo evitar padecer una hernia?

Ya hemos visto qué es una hernia. Para intentar evitarlas, es recomendable llevar una alimentación saludable y evitar esfuerzos que vayan más allá de nuestras posibilidades. Así mismo, pueden surgir de forma inevitable y la única solución real para curarlas es la cirugía.

¿Qué es una hernia discal?

La hernia discal es un tipo de hernia localizada en la columna vertebral. Se produce por el desplazamiento de uno o de varios discos de la columna que produce el dolor.

Uno de los discos de la zona lumbar de la columna vertebral sufre un deterioro. Esto produce que el núcleo interno del disco abandone el lugar que le corresponde y salga al exterior.

El disco en sí “no duele”, no produce ese intenso dolor característico de la hernia discal lumbar, lo que produce muchas veces ese dolor es que ese disco desplazado comprima o pince uno de los nervios que recorren la zona lumbar, es el llamado dolor radicular.

¿Qué tratamientos existen para la hernia discal?

Será el médico especialista el que decida el tratamiento combinado más adecuado para cada caso. Esos tratamientos pueden ir desde la cirugía a la fisioterapia, la natación terapéutica, los fármacos analgésicos y antiinflamatorios 

La terapia de Andulación para aliviar los síntomas de la hernia discal

La Andulación® basa sus efectos terapéuticos en dos tratamientos complementarios: la aplicación de calor por infrarrojos apoyado por unos suaves movimientos vibracionales.

El calor es un tratamiento utilizado por la medicina y la fisioterapia desde hace decenios. Si además controlamos el nivel de calor y lo dirigimos especialmente a la zona lumbar, al corazón del dolor radicular, el alivio que sentiremos será más efectivo.

Pero, además, si apoyamos la acción del calor con un movimiento suave de los músculos de la zona dolorida, conseguiremos que la presión que ejercen sobre el disco dañado remita al mismo tiempo que remiten las señales de dolor emitidas por ese nervio atrapado o pinzado.

Las sesiones de terapia con uno de los dispositivos médicos más apropiados para aliviar la inflamación muscular, el dolor y el resto de los síntomas asociados a una hernia discal: el ANDUMEDIC® 3 HOME.

Tratar hernia discal efectivamente

¿Qué es una hernia? Tipos y causas más comunes
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *