Rate this post

DOLOR ARTICULAR

El dolor articular se puede sufrir a cualquier edad, y se produce tanto en hombres como en mujeres. Por desgracia, su tratamiento es todavía un reto para la medicina. El dolor articular reduce progresivamente la calidad de vida de los pacientes, y puede durar años.

Los motivos por los cuáles nos pueden doler las articulaciones pueden ser de diferente naturaleza. Van desde un trabajo forzoso a un movimiento brusco, pasando por una mala alimentación o por padecer enfermedades como la artritis. El dolor articular también se puede producir por la práctica de deporte que exige gran esfuerzo.

Descarga la guía con información sobre el dolor articular

ebook osteoartritis
Causas

Causas del dolor articular

El dolor articular es un síntoma relacionado con muchas enfermedades relacionadas con las articulaciones: desde la inflamación y el desgaste de las mismas hasta trastornos metabólicos. De hecho, existen hasta cuatrocientas enfermedades distintas relacionadas con la aparición de dolor articular, lo que puede dar una idea aproximada de la complejidad a la hora de buscar las causas de un dolor de articulaciones en un paciente.

La razón más común para el dolor en las articulaciones es la inflamación crónica. La inflamación crónica inherente en la artritis reumatoide, también conocida como “artritis inflamatoria”, se da cuando se prolonga la inflamación en el interior de la articulación. Se trata de una enfermedad autoinmune que provoca la generación de telas en las articulaciones que afectan a los propios tejidos del cuerpo y causan la inflamación crónica.

El propio paso del tiempo corroe nuestras articulaciones, por lo que el desgaste es también una causa frecuente de dolor articular. Esta enfermedad articular inducida también se conoce como “artritis degenerativa”.

Otras causas de dolor articular son, por ejemplo, la fibromialgia o la osteoporosis.

Síntomas

Síntomas del dolor articular

Los síntomas son diversos, por lo que podemos dividir los distintos dolores articulares en tres tipos:

● En primer lugar existe el dolor inicial, que es el dolor que se produce tan pronto como se mueve la articulación. Este dolor suele estar provocado por cambios degenerativos de las articulaciones.
● En segundo lugar, existe el dolor en reposo o dolor nocturno. Como su nombre indica, este dolor articular se produce cuando la articulación está en reposo. La mayoría de pacientes sienten especialmente el dolor nocturno.
● El tercer tipo de dolor articular se produce cuando se carga la articulación. Una vez que la junta está en reposo de nuevo, este dolor desaparece. El dolor puede ocurrir como resultado de los cambios provocados por la inflamación o degeneración de la articulación.

tratamiento icono

Medidas adicionales contra el dolor articular

Mantenerse en movimiento

Está demostrado que el ejercicio regular tiene un efecto positivo en las articulaciones. Permite la entrada de nutrientes en el cartílago y elimina los residuos infecciosos, y gracias a la estimulación mecánica se aumenta la actividad de las células del cartílago.

Dependiendo de la articulación que queramos reforzar podremos realizar esfuerzos ligeramente distintos, aunque en general los deportes más recomendables para las articulaciones y que servirán en general son la natación, el ciclismo, el remo, el esquí de fondo, el senderismo o caminar.

No es adecuado realizar deportes muy exigentes exigentes ya que pueden tener el efecto contrario.

Fisioterapia para el dolor articular

Un tratamiento fisioterapéutico dirigido ayuda a reforzar los músculos estabilizadores conjuntos y mantiene la movilidad de la articulación intacta.

Frutas y verduras para reducir el dolor articular

Está comprobado que las frutas son excelentes para reducir los dolores en las articulaciones, sobre todo cuando hay inflamación.

Tomate. Entre los más eficaces encontramos el tomate, debido a su gran aporte de antioxidantes, pero además por su contenido en licopeno.
Arándano. Se puede consumir de diferentes formas: zumo, ensalada, desayuno, con avena, con yogur, sola, batidos, postres, etc. Tiene muy bajo contenido calórico y aporta muchos antioxidantes y vitamina C.
Piña fresca. Contiene una enzima, la “bromelina”, que reduce la inflamación. La piña debe estar fresca, nunca en lata, porque pierde sus propiedades y debe consumirse cruda.

En la lista de los mejores alimentos para el dolor de articulaciones podemos nombrar también a las cerezas, las ciruelas, las frambuesas, los melocotones y las manzanas. Estas frutas poseen compuestos similares que ayudan a reducir las sustancias inflamatorias que generan dolor.

Asimismo reducen este dolor ciertos vegetales con antioxidantes, como son: cebolla, puerro, col, espinaca, espárrago, remolacha, pimiento y calabaza.

Tratamiento medicinal para tratar el dolor articular

El objetivo de un tratamiento medicinal para tratar el dolor articular no tiene como objetivo únicamente aliviar el dolor, sino también reducir la inflamación. Con este objetivo en mente, los fármacos más utilizados son los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). No sólo suavizan el dolor, también inhiben la inflamación. Estos fármacos tienen varios efectos secundarios, con lo que se recomienda usarlos brevemente y en pequeñas dosis. Los inhibidores de la Cox-2 son eficaces para tratar el dolor y la inflamación. Otro tratamiento consiste en inyectar preparados de cortisona directamente en la articulación.

Información

Más información sobre el dolor articular

¿De qué se compone una junta?

Más de 143 juntas garantizan que podemos mover nuestros cuerpos. Sin embargo, dependiendo de sus tareas las articulaciones individuales se construyen de manera muy diferente, a pesar de que sus componentes son los mismos. Estos componentes son:

● La superficie de la articulación.
● La capa del cartílago.
● La cavidad articular ahuecada.
● La cápsula articular.

La capa del cartílago, dependiendo de la medida en la que se carga la articulación, tiene un grosor aproximado de cinco milímetros. Cuando el cartílago está sano, su superficie es lisa y brillante. Éste protege los huesos, actúa como un amortiguador y reduce la fricción.

La cápsula de la articulación cierra las cavidades articulares al exterior. La capa de la cápsula interior forma el líquido articular (líquido sinovial). Este fluido proporciona los nutrientes al cartílago articular y sirve tanto como de lubricante como de película protectora, de manera que la superficie de la articulación pueda deslizarse sin esfuerzo. También se encarga de proteger los músculos y ligamentos y estabilizar la articulación desde el exterior.

Gracias a esta construcción, y gracias a la capa del cartílago, la carga no se concentra en un solo punto, sino que se distribuye sobre el área superficial de los huesos de la articulación.

Los diferentes tipos de articulaciones

No todas las articulaciones tienen la misma movilidad:

En silla de montar, como la articulación del dedo pulgar, sólo pueden doblarse y estirarse.
En bisagra, como la rodilla o el codo, son articulaciones donde las superficies articulares están moldeadas de manera tal que solo permiten los movimientos en el eje perlateral (plano mediano o sagital) y solo pueden realizar dos tipos de movimientos flexión y extensión.
De rótula por su parte son capaces de moverse alrededor de tres ejes, siendo las que poseen más movilidad, aunque esta sea a expensas de la estabilidad: cuanto más compleja y flexible es una articulación, más vulnerable.

Más artículos sobre el dolor articular que te pueden interesar

Técnicas para reducir el dolor articular

Reducir el dolor articular para quién lo padece es una prioridad ya que puede condicionarnos nuestro día a día. Es por lo que hoy en El blog de las personas que viven con dolor que te explicamos las mejores técnicas para aliviar este tipo de dolor.

Inflamación de articulaciones: causas más comunes y tratamientos más efectivos

Cuando las articulaciones nos molestan o nos duelen esto nos afecta especialmente no solo por el dolor, sino también por la merma que se produce en nuestra calidad de vida. Es por lo que hoy en el blog de las personas que viven con dolor te hablamos de la inflamación de articulaciones sus causas y tratamientos más efectivos.

6 tratamientos para combatir los dolores articulares nocturnos

Sobre todo por la noche, algunos dolores no nos dejan en paz. Si padeces artritis seguro que más de una noche te ha costado conciliar el sueño. Somos conscientes de ello por lo que hoy en el blog de las personas que viven con dolor te damos 10 tratamientos para aliviar los dolores articulares nocturnos.

10 tips para cuidar las articulaciones

Las articulaciones son parte esencial de nuestro cuerpo. Se encargan de unir los huesos y dan elasticidad al cuerpo. Es por lo que deben estar bien cuidadas para permitir los movimientos flexibles y sin dolor. Con el paso del tiempo las articulaciones sufren desgaste lo que se traduce en molestias articulares.

jornadas icono hhp

JORNADAS CONTRA EL DOLOR

Inscríbase gratis a una Jornada de andulación en un centro de salud cerca de su localidad

Ver jornadas

fisio icono hhp

PLAN PERSONALIZADO

Servicio gratuito y permanente para ti y para tu familia por parte de un fisioterapeuta de HHP Spain

Saber más

vibracion icono hhp

TECNOLOGÍA AVANZADA

Descubre los 2 tratamientos en los que se basa la tecnología de andulación

Más información