Patología Espondilosis
Rate this post

Espondilosis

Descárgate la guía para saber más

GRATIS

Descargar Guía

Testimonios de clientes:

Información general sobre la espondilosis

En medicina se habla de espondilosis, también llamada espondilosis deformante, a los cambios degenerativos, condicionados por la edad, de los cuerpos vertebrales. Aparece en general en la columna vertebral, pero suele afectar sobre todo a la columna cervical inferior y a la zona de la columna lumbar. Estas secciones de la columna son las que están sometidas a más carga, y lo más probable es que aparezcan señales de desgaste.

Causas de la espondilosis

causas y síntomas de la espondilosis

La espondilosis está relacionada con las malas posturas prolongadas y el sobrepeso, así como el desgaste de los discos intervertebrales y cuerpos vertebrales. Esto produce un desgaste sucesivo de los ligamentos y discos intervertebrales, una pérdida que el cuerpo intenta compensar generando nuevas estructuras óseas en los cuerpos vertebrales. Así se inicia el proceso de construcción en el que las vértebras ganan sustancia ósea y se producen de manera diferente grandes bordes puntiagudos en los cuerpos vertebrales, los llamados espondilofitos. Sin embargo, estos pueden producir rigidez por desgaste de los cuerpos vertebrales adosados y avanzar por toda la columna vertebral; además, los bordes puntiagudos ejercen con frecuencia presión sobre los nervios circundantes, lo que provoca dolor, y dejan de poder controlarse ciertos músculos.

Síntomas de la espondilosis

Los síntomas típicos de la espondilosis son dolores punzantes y tirantes en la región de la columna cervical y lumbar y en la nuca, aunque pueden reflejarse también en hombros, brazos y piernas. Cuando se realiza un movimiento o una carga física, el dolor aumenta. La zona en la que se manifiesta el dolor está rígida, hormiguea, se siente entumecida y tiene menor sensibilidad de lo habitual. Otras molestias que suelen aparecer con frecuencia son parálisis y contracturas musculares en las regiones doloridas así como trastornos de la función respiratoria. La enfermedad limita considerablemente la movilidad y reduce la capacidad de carga física.

Más información sobre la espondilosis

La columna vertebral está formada por varias vértebras individuales. Estas se encargan de proporcionar una gran movilidad y al mismo tiempo firmeza.

Detalles

Las vértebras

La parte portadora de la columna vertebral entre la columna cervical y la lumbar consta de 24 vértebras libres. A estas se añaden cinco vértebras fusionadas entre sí del sacro y cuatro o cinco del coxis. Cada una de las vértebras está estructurada según un esquema unitario: un cuerpo vertebral, un arco vertebral, una apófisis espinosa, dos apófisis transversas y cuatro apófisis articulares. En las apófisis espinosa y transversa de cada una de las vértebras hay ligamentos y músculos que dan estabilidad a la columna vertebral. No obstante, este esquema unitario varía en las diferentes secciones de la columna vertebral. Por eso las vértebras inferiores del cuello son más grandes ya que la carga de peso aumenta y la movilidad se reduce. Excepto las dos primeras vértebras cervicales y las vértebras soldadas entre sí del sacro y del coxis, todas las vértebras están unidas por discos, que funcionan como amortiguadores y permiten la movilidad de la columna vertebral.

Cuerpo vertebral

Conforman el elemento central de las vertebras los cuerpos verticales cortos y formados cilíndricamente en los que encajan los arcos vertebrales. Los discos intervertebrales unen los cuerpos vertebrales. Entre el arco vertebral y la parte trasera del cuerpo vertebral está situado el agujero vertebral. Los cuerpos vertebrales están formados por una lámina ósea dura por fuera y por un núcleo interior blando.

Diagnóstico y terapia de la espondilosis

La terapia de andulación es una excelente opción de tratamiento para la espondilosis. Dado que activa intensamente tanto la circulación como el metabolismo, las células de todo el cuerpo están mejor irrigadas por oxígeno y los nutrientes importantes. Contrarresta el desgaste del cuerpo vertebral y los discos intervertebrales y fomenta además la regeneración de las estructuras dañadas. Además la terapia de andulación produce una relajación eficiente, profunda y duradera de todos los procesos de desgaste en los cuerpos vertebrales afectados. El calor profundo por infrarrojos localizado potencia la gran efectividad. La terapia de andulación produce así un alivio rápido y duradero del dolor y contribuye a restablecer la movilidad de los pacientes. La terapia de andulación se emplea en el sistema terapéutico de HHP. Infórmese ahora de los beneficios que puede proporcionarle el sistema de terapia a su cuadro de molestias.

Otras medidas

Tratamiento del dolor

Pueden utilizarse fármacos paliativos como el ibuprofeno, diclofenaco o paracetamol para aliviar el dolor agudo, de uso tópico en pomadas o interno en pastillas y cápsulas. Sin embargo, estos medicamentos no proporcionan una solución duradera, sino que se utilizan solo de manera transitoria.

Fisioterapia

Con los ejercicios fisioterapéuticos adecuados pueden aliviarse perceptiblemente las molestias.

Acupuntura

La terapia acreditada de la medicina tradicional china se recomienda para aliviar el dolor de la espondilosis.

¡Haz el test ahora!

CONTACTE CON SU ASESOR DE HHP

Solicite a uno de nuestros asesores toda la información sobre nuestros productos

Leer más

ANDULACIÓN EN CASA

¿No puede desplazarse? No hay problema. Le hacemos una demostración gratis en su casa.

Leer más

JORNADAS DE ANDULACIÓN

Inscríbase gratis a una Jornada de Andulación cerca de su localidad. Próximos eventos.

Leer más