Patología Osteoartritis
Rate this post

Osteoartritis

La osteoartritis es una enfermedad relacionada con el desgaste de las articulaciones. Este desgaste da pie a una destrucción progresiva del cartílago. También se pueden ver afectadas las cápsulas articulares y los músculos cercanos a la zona afectada.

El cartílago es muy importante para las articulaciones, ya que es el tejido que amortigua el movimiento de los huesos. En los casos más severos, el cartílago se desgasta en una articulación determinada. Esto conlleva que los huesos se rocen entre sí. Lo habitual es que la osteoartritis se produzca en las manos, el cuello o la espalda. Asimismo también se produce en las articulaciones que soportan más peso del cuerpo, como las rodillas y las caderas.

Descarga la guía para tratar la osteoartritis

Causas

Causas de la osteoartritis

Las causas que provocan la osteoartritis todavía no están totalmente definidas. En cambio, sí se ha podido demostrar que esta dolencia está directamente relacionada con la edad. Se trata de un factor de riesgo debido a la disminución de elasticidad y la capacidad de recuperación del cartílago relacionada con el paso del tiempo.  Aún así muchos jóvenes ya notan los primeros signos de desgaste en las articulaciones.

Así pues, se puede asumir por lo tanto que la osteoartritis es causada por una combinación de factores.

  • Lesiones y accidentes. Alrededor de un tercio de los casos de osteoartritis se deben a un accidente. La menor de las lesiones provoca un proceso de degeneración del cartílago articular. Incluso los pequeños desgarros en tendones y los ligamentos afectan al cartílago.
  • Sobrecarga sostenida. Cuando ciertos movimientos se llevan a cabo día tras día durante años pueden conducir a una sobrecarga de las articulaciones afectadas. Los casos de osteoartritis relacionados con el trabajo no son para nada excepcionales. El sobrepeso y la obesidad también son malos para las articulaciones.
  • Herencia genética. La causa de la osteoartritis también puede estar en los genes: los estudios han demostrado que la predisposición genética puede ser responsable del desgaste articular.
  • Postura incorrecta. Muchas personas tienen una deformidad congénita en la articulación. Esto puede acelerar su degradación.

Otra de las causas que puede favorecer la aparición de la osteoartritis es la falta de actividad física.

Síntomas

Síntomas de la osteoartritis

Algunos de los síntomas de la osteoartritis incluyen una sensación de tensión y rigidez en la articulación al levantarse. También es típico sentir un dolor severo al iniciar un movimiento que poco a poco disminuye con la carga adicional. Otros síntomas de la osteoartritis son el sonido de crujidos durante el movimiento o la tensión e inflamación muscular alrededor de la articulación. Así, los síntomas comunes de la osteoartritis son:

  • Dolor moderado. Aparece y desaparece cuando se realizan actividades físicas como agacharse o caminar. Se trata de un dolor persistente en las articulaciones aún cuando se está quieto o en el momento de dormir.
  • Rigidez o entumecimiento en las articulaciones. Se produce al estar mucho tiempo en una misma posición o por el contrario, por movimientos excesivos.

Asimismo, muchos pacientes también presentan un aumento de la sensibilidad a la humedad y el frío.

Cabe destacar que cuanto más aumenta el desgaste de las articulaciones, más intensos se vuelven los síntomas. El dolor se vuelve más frecuente, incluso en reposo, y la movilidad de la articulación afectada es cada vez menor.

Ejercicio para reforzar la articulación

La Sociedad Alemana de Medicina Deportiva y Prevención recomienda la práctica de los siguientes deportes de cara a reducir los efectos de la osteoartritis: gimnasia, ciclismo, caminar, natación y gimnasia acuática.

Otras medidas para tratar la osteoartritis

Los tratamientos difieren según la gravedad de los síntomas. En general consisten en disminuir el dolor y mejorar el movimiento de las articulaciones afectadas. Es por lo que existen tratamientos para la osteoartritis leve y para los estadios que revisten de mayor gravedad.

Los planes para tratar la enfermedad desde el punto de vista médico están basados en la combinación de medicamentos, terapias físicas para aliviar el dolor y educación para proteger las articulaciones.

Lo que podemos hacer para aliviar los síntomas de la osteoartritis es descansar, controlar el peso, realizar actividad física moderada, utilizar calor o frío en la zona, nadar o darse baños tibios.

En los casos muy avanzados en los que existe daño articular o limitaciones funcionales de las articulaciones, se recomendará la cirugía.

  • Tratamiento farmacológico. Mientras que el cartílago articular no esté demasiado dañado, algunos medicamentos pueden ser prescritos. La finalidad es aliviar el dolor y la inflamación de cara a mejorar la capacidad de movimiento.

Los medicamentos más conocidos para el dolor articular son antirreumáticos no esteroideos (NSAR). El término “no esteroide” significa que no contienen cortisona. Sin embargo, se pueden utilizar los NSAR sólo brevemente, y en una dosis tan pequeña como sea posible, ya que tienen bastantes efectos secundarios. Otros medicamentos que se usan comúnmente son inhibidores selectivos de la COX-2, que no presentan tantos efectos secundarios como los NSAR.

  • Fisioterapia para tratar la osteoartritis. Los ejercicios de fisioterapia mejoran la movilidad articular y trabajar al mismo tiempo reducen el dolor.
  • La sustitución del líquido sinovial. Este tratamiento se utiliza a menudo con éxito en la osteoartritis de la rodilla, tratamiento en el que se inyecta ácido hialurónico directamente en la cavidad de la articulación.
  • Cirugía. Ciertas operaciones se pueden realizar en pacientes de ambulatorio, como la artroscopia. A través de esta cirugía mínimamente invasiva se puede limpiar y secar la articulación, reforzando el cartílago. El último recurso es el reemplazo de la articulación, opción que solo debe ser considerada cuando los demás tratamientos hayan fallado.

La terapia de Andulación

Tratamiento que se utiliza principalmente para aliviar el dolor, mejorar el rendimiento y el bienestar del organismo. En su creación han participado científicos, médicos y universidades.

Combina vibraciones específicas con calor por infrarrojos y una postura relajada y además de aliviar el dolor, mejora la circulación sanguínea, por lo que la zona afectada recibe mayor irrigación e hidratación, lo cual ralentiza el proceso de degeneración y desgaste articular.

Información

Más información

La osteoartritis no es una enfermedad que aparezca de la noche a la mañana; el desgaste de la articulación es un proceso que se extiende a lo largo de los años. Puede pasar mucho tiempo antes de que alguien sienta realmente dolor en las articulaciones, lo cual, por desgracia, provoca que en muchas ocasiones la artritis no se reconozca hasta que no se encuentre en estado muy avanzado. Esto supone un grave impedimento, pues un pronto reconocimiento y tratamiento serían realmente beneficiosos. Por lo tanto, es importante reconocer las señales de advertencia de la osteoartritis a tiempo.

    • Etapa inicial de la osteoartritis. En la base de cada caso de osteoartritis encontramos un defecto en la capa del cartílago. Aunque en primeras instancias se limita a un área pequeña, ya existe un peligro. Incluso con un daño mínimo al cartílago, la articulación sufre cambios profundos. Los rayos X pueden detectar estas señales que indican el inicio de la osteoartritis. Poco a poco, las partículas sueltas de cartílago llegan al líquido sinovial y dañan el interior de la articulación. Esto acelera el desarrollo de la osteoartritis

  • Etapa intermedia de la osteoartritis. Muchos pacientes se encuentran en esta etapa intermedia de la osteoartritis. La duración esta etapa varía de persona a persona y depende principalmente del grado de carga que soporta la articulación dañada. Debido a que el cartílago se reduce gradualmente, la presión sobre el hueso subyacente va en aumento. La única manera que tiene el cuerpo de equilibrar esto es distribuyendo mejor, lo que implica que la superficie de la articulación se vuelve más grande y se crean unas prominencias óseas llamadas osteofitos. Estas protuberancias son visibles desde el exterior de la articulación. Los cambios provocan la inmovilización de la articulación y un aumento en el daño del cartílago.
  • Etapa avanzada de la osteoartritis. Los huesos subyacentes se vuelven expuestos a medida que el cartílago se desgasta, dejándolo desprotegido y entrando en contacto directo con el hueso opuesto. Los huesos de la articulación han cambiado: son mucho más compactos y duros, y por lo tanto más reconocibles en una radiografía. Una vez que la cavidad de la articulación ha desaparecido por completo, la articulación afectada se vuelve completamente rígida, situación que solamente puede ser tratada mediante cirugía.


Ahorrar esfuerzos provoca más daños

Cuando el mero movimiento provoca dolor, se asume automáticamente, de forma involuntario, una actitud de ahorro de esfuerzo con el fin de atenuar los síntomas en la medida de lo posible. Pero este intento de salvar la articulación puede acabar infligiendo aún más daño, debido que al evitar ciertos movimientos se agolpa la tensión muscular en la articulación.

Más artículos sobre la osteoartritis que te pueden interesar

Osteoartritis de rodilla: definición, causas, síntomas y tratamiento

Conocer algunas de las enfermedades más comunes puede ayudarnos a su tratamiento. Hoy en el blog de las personas que viven con dolor te hablamos de osteoartritis de rodilla.

Osteoartritis

Algunas de las dolencias que nos afectan, aun siendo muy comunes, son grandes desconocidas. La osteoartritis es una de ellas y por eso hoy te hablaremos de ella en el blog de las personas que viven con dolor.

Osteoartritis del pulgar: los remedios más eficaces

La osteoartritis es una dolencia muy común y, aunque puede afectar a personas de todas las edades, aparece con mucha frecuencia a partir de la cincuentena, a medida que las articulaciones y los huesos envejecen.

Osteoartritis erosiva, esa gran desconocida.

La osteoartritis erosiva – también conocida como OA – es uno de los tipos de artritis con una mayor incidencia en nuestra sociedad del siglo XXI, pero también es una gran desconocida.

Haz el test ahora

CONTACTE CON SU ASESOR DE HHP

Solicite a uno de nuestros asesores toda la información sobre nuestros productos

Leer más

ANDULACIÓN EN CASA

¿No puede desplazarse? No hay problema. Le hacemos una demostración gratis en su casa.

Leer más

JORNADAS DE ANDULACIÓN

Inscríbase gratis a una Jornada de Andulación cerca de su localidad. Próximos eventos.

Leer más