Patología Relajación

Relajación

Descárgate la guía para saber más

GRATIS

Descargar Guía

Testimonios de clientes:

La relajación: una asignatura pendiente

El estrés y la prisa se han convertido en nuestra compañía diaria. El cuerpo, la mente y el alma se merecen la oportunidad de descansar y rehabilitarse a través de la relajación. Parece fácil pero para muchas personas es uno de los ejercicios más difíciles de conseguir. Quieren pero no pueden. Una de las mejores opciones es aprender a relajarse. El ritmo de vida que llevamos nos ha acostumbrado a estar ocupados y a querer realizar constantemente actividades ya sea dentro o fuera de nuestro horario laboral. Quizá por ello, se trata de un hábito difícil de controlar que no puede desaprenderse de un día para el otro. Sin embargo, nuestra relajación no debería seguir siendo una asignatura pendiente.

Hay quien piensa que para relajarse y desconectar hacen falta drásticas medidas anti-estrés. Pero, de lo que se trata es de cultivar un estilo de vida más sano y tranquilo en el que nos acostumbremos a escuchar las necesidades de nuestro organismo. Si nos pide un paréntesis, un pequeño descanso, ¿por qué no dárselo?

¿Qué es el estrés?

relajación para tratar el estrés

En la sociedad actual, nuestros horarios están estrictamente definidos en función de diversos plazos y obligaciones. El trabajo, los horarios de los colegios, los compromisos sociales…Sin ser conscientes de ello, el estrés va aumentado su notoriedad y cogiendo cada vez más protagonismo. Tanto es así, que en situaciones de mucha actividad y poco tiempo para relajarte, puedes llegar a sufrir el denominado estrés negativo o distress. Esa excesiva actividad psicofisiológica provoca unas consecuencias en nuestra salud realmente perjudiciales como la angustia o una sensación de no saber gestionar nuestras emociones y experiencias. Además, el exceso de estrés persistente abre el camino a numerosas enfermedades. La resistencia del cuerpo contra el distress no es inagotable. Sólo cuando la tensión y la relajación se van alternando, la situación se equilibra. Si no lo conseguimos, el estrés ganará la partida.

Síntomas del estrés

La relajación se manifiesta en todos los niveles: cuerpo, mente y alma. Controla la presión arterial, el pulso y consigue que el ritmo cardíaco vuelva a la normalidad. La respiración no solo se vuelve más tranquila y profunda sino que además, los músculos se relajan. Estos son sólo algunos signos que indican que el sistema nervioso simpático ha escogido otra dirección y ha tomado una marcha más lenta. Ese es nuestro próximo destino. ¿Y el tuyo?

En hhp, queremos que vuelvas a creer en la relajación.

Más información

Cada ser humano se relaja de una forma distinta porque su estrés, tanto sus causas como sus consecuencias, son personales. Uno puede relajarse mejor en la sauna mientras que otra persona lo haga al disfrutar de un largo paseo en la naturaleza. Otros prefieren los ejercicios de yoga o incluso montar a caballo.

Y tú, ¿sabes cómo relajarte?

Descubrir poco a poco qué es lo que te relaja es un camino muy interesante. No pierdas de vista la siguiente regla: evitar la presión. El objetivo es relajarte y sobre todo no crear nuevas presiones durante el proceso. De hecho, no sería la primera vez que en un intento por desconectar, se consigue el efecto contrario y se produce una mayor carga de estrés.

Tipos de relajación

Los métodos para la relajación profunda están diseñados para lograr efectos permanentes. Los ejercicios serán generalmente diseñados para realizarse en un entorno tranquilo. En contraste, la corta relajación busca un efecto inmediato y su objetivo será reparar lo antes posible una carga de estrés excesiva.

Pongamos un ejemplo en el que el protagonista sea un hámster desde su rueda. Después de haber estado en actividad, lo que suele hacer es dormir. Nosotros, los humanos, dependemos del tiempo y continuamente giramos en nuestra rueda de la vida. ¿Por qué no pararla, de repente, y seguir el ejemplo de este hámster? A veces, las mejores lecciones están más cerca y son más sencillas de lo que creemos.

Dedícate tiempos de espera. Solo tú puedes diseñarlos. Disfrutar de un café en la cafetería de la esquina o cruzar el parque para llegar a la oficina, dar un paseo en bicicleta al terminar la jornada laboral o cenar con unos amigos puede ayudar a procesar los eventos del día.Lo más importante es que los costes de estos descansos son insignificantes, sobre todo si se considera que la ventaja que tienen es mucho mayor.

Otras medidas de relajación

A continuación, mencionamos dos métodos de relajación que son propios de nuestra cultura occidental:

El entrenamiento autógeno

Elaborado por Schultz, a partir del año 1912, se refiere a un método que consiste en una transformación general de la persona a través de ejercicios fisiológicos y racionales. Es decir, la respiración, el ritmo cardíaco, la presión arterial y otros procesos influyen de manera consciente. Se basa en la concentración pasiva en sensaciones físicas.

Los procesos físicos pueden ser afectados por los impulsos nerviosos y cambiar así el estado de tensión de los músculos. Una reacción en cadena que se origina en el cerebro hace que las funciones corporales como la respiración y la digestión se relajen. Por consiguiente, el sistema nervioso vegetativo se elimina en cierta medida.

Para que este método funcione, es necesario algo de práctica. Por lo tanto, la técnica debe aprenderse bajo la guía profesional o a través de un curso.

La relajación muscular progresiva según Jacobson

El método fue creado por el fisiólogo estadounidense Edmund Jacobson, quien descubrió que la secreción prolongada de hormonas de estrés puede causar tensión muscular. Partiendo de esta base, desarrolló su concepto terapéutico. Este método consiste en tensar de forma alternativa ciertos grupos musculares. El principio no puede ser más simple: al hacer una presión firme, la sangre circula mejor en los músculos afectados.

En la fase de relajación posterior, se experimenta una agradable sensación de calor que fluye a través de todo el cuerpo y que consigue un estado de relajación total. Aprender a relajarse progresivamente, te aleja del estrés. Además, esta técnica es fácil de aprender, siempre que se haga bajo la orientación profesional adecuada.

¡Haz el test ahora!

CONTACTE CON SU ASESOR DE HHP

Solicite a uno de nuestros asesores toda la información sobre nuestros productos

Leer más

ANDULACIÓN EN CASA

¿No puede desplazarse? No hay problema. Le hacemos una demostración gratis en su casa.

Leer más

JORNADAS DE ANDULACIÓN

Inscríbase gratis a una Jornada de Andulación cerca de su localidad. Próximos eventos.

Leer más