Rate this post

RELAJACIÓN

El estrés y la prisa se han convertido en nuestra compañía diaria. El cuerpo, la mente y el alma se merecen la oportunidad de descansar y rehabilitarse a través de la relajación.

Parece fácil pero para muchas personas es uno de los ejercicios más difíciles de conseguir. Quieren pero no pueden. Una de las mejores opciones es aprender a relajarse. El ritmo de vida que llevamos nos ha acostumbrado a estar ocupados y a querer realizar constantemente actividades ya sea dentro o fuera de nuestro horario laboral. Quizá por ello, se trata de un hábito difícil de controlar que no puede desaprenderse de un día para el otro. Sin embargo, nuestra relajación no debería seguir siendo una asignatura pendiente.

Hay quien piensa que para relajarse y desconectar hacen falta drásticas medidas antiestrés. Pero, de lo que se trata es de cultivar un estilo de vida más sano y tranquilo en el que nos acostumbremos a escuchar las necesidades de nuestro organismo. Si nos pide un paréntesis, un pequeño descanso, ¿por qué no dárselo?.

Descarga la guía sobre wellness y relajación

hhp portada3D wellness y relajacion 14
Causas

¿Qué es el estrés?

Se considera estrés al proceso que se activa cuando una persona percibe una situación o acontecimiento como amenazante o desbordante de sus recursos. A menudo los hechos que lo ponen en marcha son los que están relacionados con cambios. Esto es porque exigen del individuo un sobreesfuerzo y por tanto ponen en peligro su bienestar personal.

En la sociedad actual, nuestros horarios están estrictamente definidos en función de diversos plazos y obligaciones. El trabajo, los horarios de los colegios, los compromisos sociales… Sin ser conscientes de ello, el estrés va aumentando su notoriedad y cogiendo cada vez más protagonismo. Tanto es así, que en situaciones de mucha actividad y poco tiempo para relajarte, puedes llegar a sufrir el denominado estrés negativo o distress. Esa excesiva actividad psicofisiológica provoca unas consecuencias en nuestra salud realmente perjudiciales como la angustia o una sensación de no saber gestionar nuestras emociones y experiencias.

Además, el exceso de estrés persistente abre el camino a numerosas enfermedades. La resistencia del cuerpo contra el distress no es inagotable. Sólo cuando la tensión y la relajación se van alternando, la situación se equilibra. Si no lo conseguimos, el estrés ganará la partida.

Síntomas

Síntomas del estrés

El estrés puede afectar todos los aspectos de la vida, las emociones, los comportamientos, la capacidad de pensamiento y la salud física. Los síntomas pueden variar según la persona, ser imprecisos y ser los mismos que los causados por condiciones médicas. Los síntomas del estrés se pueden dar de diferentes tipos:

Síntomas emocionales

● Agitación y frustración
● Sensación de pérdida del control
● Dificultad para relajarse y aquietar la mente
● Baja autoestima

Síntomas físicos

● Baja energía
● Dolores de cabeza
● Malestar estomacal
● Dolor en el pecho y ritmo cardíaco acelerado
● Insomnio
● Resfriados e infecciones frecuentes
● Pérdida de deseo sexual
● Nerviosismo y temblores, manos y pies fríos o sudorosos
● Boca seca y dificultad para tragar

Síntomas cognitivos del estrés

● Preocupación constante
● Pensamientos acelerados
● Desorganización
● Incapacidad para enfocarse
● Falta de criterio
● Pesimismo o visión negativa

Síntomas conductuales

● Cambios en el apetito
● Evitar responsabilidades
● Mayor uso de alcohol, drogas o cigarrillos
● Comportamientos nerviosos, como morderse las uñas, inquietud y caminar

La relajación se manifiesta en todos los niveles: cuerpo, mente y alma. Controla la presión arterial, el pulso y consigue que el ritmo cardíaco vuelva a la normalidad. La respiración no solo se vuelve más tranquila y profunda sino que además, los músculos se relajan.

Estos son sólo algunos signos que indican que el sistema nervioso simpático ha escogido otra dirección y ha tomado una marcha más lenta. Ese es nuestro próximo destino. ¿Y el tuyo?

En hhp, queremos que vuelvas a creer en la relajación.

tratamiento icono

Otras medidas de relajación

A continuación, mencionamos dos métodos de relajación que son propios de nuestra cultura occidental:

El entrenamiento autógeno

Elaborado por Schultz, a partir del año 1912, se refiere a un método que consiste en una transformación general de la persona a través de ejercicios fisiológicos y racionales. Es decir, la respiración, el ritmo cardíaco, la presión arterial y otros procesos influyen de manera consciente. Se basa en la concentración pasiva en sensaciones físicas.

Los procesos físicos pueden ser afectados por los impulsos nerviosos y cambiar así el estado de tensión de los músculos. Una reacción en cadena que se origina en el cerebro hace que las funciones corporales como la respiración y la digestión se relajen. Por consiguiente, el sistema nervioso vegetativo se elimina en cierta medida.

Para que este método funcione, es necesario algo de práctica. Por lo tanto, la técnica debe aprenderse bajo la guía profesional o a través de un curso.

La relajación muscular progresiva según Jacobson

El método fue creado por el fisiólogo estadounidense Edmund Jacobson, quien descubrió que la secreción prolongada de hormonas de estrés puede causar tensión muscular. Partiendo de esta base, desarrolló su concepto terapéutico. Este método consiste en tensar de forma alternativa ciertos grupos musculares. El principio no puede ser más simple: al hacer una presión firme, la sangre circula mejor en los músculos afectados.

En la fase de relajación posterior, se experimenta una agradable sensación de calor que fluye a través de todo el cuerpo y que consigue un estado de relajación total. Aprender a relajarse progresivamente, te aleja del estrés. Además, esta técnica es fácil de aprender, siempre que se haga bajo la orientación profesional adecuada.

Información

Más información

Cada ser humano se relaja de una forma distinta porque su estrés, tanto sus causas como sus consecuencias, son personales. Uno puede relajarse mejor en la sauna mientras que otra persona lo haga al disfrutar de un largo paseo en la naturaleza. Otros prefieren los ejercicios de yoga o incluso montar a caballo.

Y tú, ¿sabes cómo relajarte?

Descubrir poco a poco qué es lo que te relaja es un camino muy interesante. No pierdas de vista la siguiente regla: evitar la presión. El objetivo es relajarte y sobre todo no crear nuevas presiones durante el proceso. De hecho, no sería la primera vez que en un intento por desconectar, se consigue el efecto contrario y se produce una mayor carga de estrés.

Tipos de relajación

Los métodos para la relajación profunda están diseñados para lograr efectos permanentes. Los ejercicios serán generalmente diseñados para realizarse en un entorno tranquilo. En contraste, la corta relajación busca un efecto inmediato y su objetivo será reparar lo antes posible una carga de estrés excesiva.

Pongamos un ejemplo en el que el protagonista sea un hámster desde su rueda. Después de haber estado en actividad, lo que suele hacer es dormir. Nosotros, los humanos, dependemos del tiempo y continuamente giramos en nuestra rueda de la vida. ¿Por qué no pararla, de repente, y seguir el ejemplo de este hámster? A veces, las mejores lecciones están más cerca y son más sencillas de lo que creemos.

Mediante estos métodos de relajación que te presentamos podrás encontrar una rápida mejora en tu salud. Presentan beneficios como una disminución de la presión arterial, un alivio del dolor y una bajada de tensión. También baja el ritmo cardíaco y ayudan a aumentar la concentración.

imagen relajacion mujer yoga

Algunos consejos para relajarse

Dedícate tiempos de espera. Solo tú puedes diseñarlos. Disfrutar de un café en la cafetería de la esquina o cruzar el parque para llegar a la oficina, dar un paseo en bicicleta al terminar la jornada laboral o cenar con unos amigos puede ayudar a procesar los eventos del día. Lo más importante es que los costes de estos descansos son insignificantes, sobre todo si se considera que la ventaja que tienen es mucho mayor.

Respiración profunda. Inspirar y expirar correctamente activando los mecanismos pulmonares entre cinco y diez minutos. Esta técnica ayudará a controlar la ansiedad, de forma que cuerpo y mente se concentran en esa actividad. Podemos realizar respiraciones profundas y mantenemos el aire en nuestros pulmones un par de segundos entre inspiración y expiración.

Actividad al aire libre. Incorporar el deporte o actividad moderada a nuestra vida diaria es otro de los beneficios de la educación física.

Caminar por un espacio exterior. Andar concentrado en nuestros pasos contribuye a reducir la ansiedad mediante el movimiento.

Meditar. Abstraerse de la situación o pensamiento que genera ansiedad ayuda a reducir la tensión.

Masajes. Proporcionan relajación y favorecen el sueño.

Escuchar música. La música relajante libera la mente de preocupaciones.

Conversar con alguien. Entablar una conversación sobre cualquier tema con amigos o familiares ayuda al cuerpo y mente a evadirse de la ansiedad.

Poner la atención en el presente. Para salvar las situaciones de tensión es mejor prestar atención a lo que ocurre delante de nosotros, en lo que podemos influir.

Reír. Encontrar una situación o una persona que nos ayude a reír servirá como método de relajación.

Recordar un momento feliz. En los momentos de tensión es recomendable echar la vista atrás para recordar un momento de felicidad. Eso sirve para tomar conciencia de que es posible dejar atrás ese mal momento.

Relajación progresiva. Se busca la entrada del cuerpo en un estado de total relajación a través del control del mismo. Para ello es necesario relajar el cuerpo poco a poco en posición horizontal desde los pies, pasando por las piernas, el abdomen y finalizando en la cabeza.

Relajación auditiva. Acostado, hay tapar el canal auditivo para alcanzar la relajación total.

Más artículos sobre relajación que te pueden interesar

Los 4 mejores sitios para descargar música relajante

Una sesión de música relajante puede ayudar a que al final de una dura jornada nos sintamos reconfortados en cuerpo y alma. Es por lo que hoy en el blog de las personas que viven con dolor queremos ayudarte a que accedas a la música relajante.

Las 10 mejores técnicas de relajación

En nuestra sociedad actual es frecuente vivir de forma acelerada. Esto en ocasiones nos puede provocar estrés o ansiedad. Hoy en el blog de las personas que viven con dolor te hablamos de técnicas de relajación.

Música para relajar los músculos

Nuestro ritmo de vida puede hacer que nuestro organismo se vea expuesto a mucha actividad. Esto puede tensionar nuestro organismo y en especial nuestros músculos. Es por lo que hoy en el Blog de las personas que viven con dolor te hablamos de música de relajación muscular.

Técnicas de relajación guiada: tratar la fibromialgia

En el blog de las personas que viven con dolor dedicamos el artículo de hoy a un tema que interesará a más de 1 millón de personas sólo en España: técnicas de relajación guiada para la fibromialgia, una enfermedad que no es invisible y que sufre muchísima gente cada día de su vida.

jornadas icono hhp

JORNADAS CONTRA EL DOLOR

Inscríbase gratis a una Jornada de andulación en un centro de salud cerca de su localidad

Ver jornadas

fisio icono hhp

PLAN PERSONALIZADO

Servicio gratuito y permanente para ti y para tu familia por parte de un fisioterapeuta de HHP Spain

Saber más

vibracion icono hhp

TECNOLOGÍA AVANZADA

Descubre los 2 tratamientos en los que se basa la tecnología de andulación

Más información