Patología Síndrome facetario

Síndrome facetario

Descárgate la guía para saber más

GRATIS

Descargar Guía

Testimonios de clientes:

La terapia de la andulación puede ayudar a aliviar el dolor que produce el Síndrome Facetario. Aún así, conviene recordar que no se concibe como un sustituto del tratamiento médico ni como la única cura de esta enfermedad. A continuación, detallamos los aspectos más destacados para saber cómo es recomendable actuar en esos casos en los que las articulaciones facetarias son las principales víctimas.

¿Qué es el Síndrome Facetario?

El síndrome Facetario es causado por el desgaste de las pequeñas articulaciones que hay entre las vértebras, las llamadas facetas. Esta condición también se conoce como artrosis vertebral. El Síndrome Facetario se puede producir en toda la columna vertebral pero por lo general, se produce en la región lumbar de la columna vertebral.

Causas del Síndrome Facetario

causas y síntomas del síndrome facetario

La causa del Síndrome Facetario es el desgaste en las articulaciones vertebrales debido a algo tan natural como el paso del tiempo. Este proceso de degradación se ve afectada, además, por la sobrecarga o las posturas inadecuadas en los deportes o en el trabajo que se repiten de forma frecuente. Por otra parte, también puede ser causado por una lesión de la médula, y más específicamente de la hernia.

Síntomas del Síndrome Facetario

A la hora de referirnos a los principales síntomas del Síndrome Facetario, deberemos prestar especial atención al grado en el que se encuentran. Los dolores en la zona suelen repetirse en aquellos puntos en los que las articulaciones vertebrales están más desgastadas. Normalmente, las molestias no se limitan a un solo lugar sino que pueden expandirse a las nalgas, piernas e incluso a los brazos.

Lo más característico del Síndrome Facetario es que el dolor aumenta con el esfuerzo físico o al cargar objetos pesados. Las consecuencias más destacadas son una restricción del movimiento considerable que dificulta la ejecución de las actividades diarias. Además, a menudo se detecta tensión en los músculos del cuello y de la espalda y se pierde la sensibilidad en las piernas. Por la mañana, también son frecuentes los episodios en los que se experimenta rigidez muscular.

Diagnóstico del Síndrome Facetario

Síndrome de la faceta

La primera prueba que se lleva a cabo suele ser un examen de rayos X. Las imágenes mostradas pueden indicar las principales alteraciones que provoca esta enfermedad. Además de la columna, también se pueden realizar radiografías en las piernas. Ahora bien, para una mayor certeza a la hora de encontrar el diagnóstico, es necesaria una inyección adicional en las articulaciones vertebrales. Si el dolor es similar durante la inyección del dolor que le precedió o mejora a medida que el anestésico comienza a trabajar, se confirma el Síndrome Facetario.

Otras vías para tratar el Síndrome Facetario

  • Fisioterapia: Los ejercicios de fisioterapia específicos son muy eficaces para aliviar el dolor. Permiten fortalecer los músculos abdominales y la espalda así como aliviar la columna vertebral y estabilizarla.
  • Actividad responsable: Además de los ejercicios de fisioterapia, te recomendamos que realices alguna actividad deportiva pero siempre de una forma responsable para no dañar tus articulaciones vertebrales. El ciclismo o la natación son dos de las mejores opciones.
  • La terapia del dolor medicinal: Para aliviar el dolor a corto plazo, se pueden ingerir antirreumáticos no esteroideos. El término “no esteroide” significa que no contienen cortisona. Sin embargo, su uso solo es temporal y se tomará siempre la dosis más baja posible. Otros medicamentos que se usan comúnmente son inhibidores selectivos de la COX-2. Estos agentes actúan contra el dolor y la inflamación. Además, no tienen tantos efectos secundarios como los primeros.
  • Las verdezuelas: Un remedio natural que puede aliviar eficazmente los síntomas dolorosos del Síndrome Facetario son las verdezuelas.
  • El bloqueo: Se recurre a esta opción cuando los otros tratamientos no tuvieron éxito. En este caso, se inyecta un anestésico local con cortisona en la articulación vertebral afectada. Esto alivia el dolor e inhibe los procesos inflamatorios en las articulaciones afectadas.

¡Haz el test ahora!

CONTACTE CON SU ASESOR DE HHP

Solicite a uno de nuestros asesores toda la información sobre nuestros productos

Leer más

ANDULACIÓN EN CASA

¿No puede desplazarse? No hay problema. Le hacemos una demostración gratis en su casa.

Leer más

JORNADAS DE ANDULACIÓN

Inscríbase gratis a una Jornada de Andulación cerca de su localidad. Próximos eventos.

Leer más