SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA (SFC)

Son millones de personas las que padecen el Síndrome de Fatiga Crónica, SFC o Encefalomielitis Miálgica Benigna. Se trata de una enfermedad neurológica que también puede afectar al sistema inmunitario, cardiovascular y endocrino.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS), clasifica el SFC como una enfermedad grave. Está asimismo reconocido como una de las enfermedades del Sistema Nervioso Central con el nombre de Síndrome de Fatiga Crónica Post-Viral.

Descarga la guía con información sobre el SFC

Portada 3D guía para tratar la Fibromialgia
Causas

Causas de SFC

Las causas del Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) son desconocidas. La búsqueda sobre el origen del SFC ha incluido infección crónica por virus de Epstein Barr, enfermedad de Lyme, síndrome de hipersensibilidad química múltiple e infección generalizada por cándidas. Sin embargo, ninguna de estas causas ha sido vinculada de forma fehaciente como origen del SFC.

Actualmente se están estudiando otras causas potenciales de SFC. Hay alguna evidencia de que nos encontramos ante una enfermedad inmune. Ésta provocaría que el sistema de defensa del organismo funcionara de forma inadecuada, aunque son datos que están por confirmar.

Síntomas

Síntomas del SFC

Esta enfermedad neurológica tiene como principales síntomas una profunda fatiga, que a pesar de las horas de descanso no desaparece. Esto interfiere en las actividades diarias, obstaculizando cualquier tipo de ejercicio físico, trabajar, e incluso realizar las tareas cotidianas. Se trata de una afección que acaba por afectar psicológicamente a quien la sufre.

Concretamente, existen una serie de síntomas que ayudan a detectar si se padece esta enfermedad. De todas formas, dependiendo de la persona que la sufre, puede ser que los síntomas sean más o menos severos. Por contra, cabe la posibilidad de que quien la padezca no muestre todos los síntomas o afloren en diferentes periodos y desaparezcan temporalmente en otros.

Para afirmar que se sufre la enfermedad deben haber pasado más de seis meses teniendo la sintomatología concreta. Se deberán tener al menos cuatro síntomas, aparte de la fatiga, de los mencionados a continuación al menos durante seis meses consecutivos. El médico evaluará estos indicios y determinará que se trata del SFC.

Síntomas:

● Acalculia (problemas al realizar operaciones matemáticas)
● Alergias
● Ansiedad
● Cefalea
● Colon irritable
● Crecimiento de ganglios linfáticos
● Depresión
● Dolor de garganta
● Dolores musculares sin inflamación
● Fatiga extrema.
● Febrícula persistente
● Inestabilidad motora
● Parestesias
● Pérdida de memoria y concentración
● Sueño no reparador

estado del dolor

Síntomas psicológicos compartidos entre la fibromialgia y el SFC

Se trata de dos afecciones de la salud que comparten algunos de sus síntomas psicológicos y físicos. Ambas -la FM y el SFC- son afecciones que producen un dolor crónico día a día y que afecta severamente a su calidad de vida.

Según la Fundación para la Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica, más del 70% de las personas afectadas por estas enfermedades afirman que su médico les diagnosticó ambas enfermedades. Aunque se trata de una cifra estadísticamente difícil de explicar, ya que la fibromialgia afecta al 3% de la población y el Síndrome de Fatiga Crónica afecta solo al 0,3%.

Diagnóstico

Cómo detectar SFC: el test

Dada la dificultad que conlleva detectar el SFC, existen tests o cuestionarios para su detección. En este sentido el Institut Ferran de Reumatología nos facilita uno de estos test. Hay otras instituciones de prestigio, como HHP Spain, que también disponen de un test del dolor online para ver en qué estado se encuentra la persona y para informarle sobre los diferentes tratamientos. Estos tests tienen como finalidad una orientación terapéutica, pero nunca pueden sustituir el diagnóstico médico.

tratamiento icono

Tratamiento de SFC

A día de hoy no existe cura, pero sí hay disponibles tratamientos de SFC que lo pueden aliviar. Contamos con métodos que ayudan a combatir los síntomas y reducirlos considerablemente.

● Ejercicio físico.

No se debe hacer más de lo que realmente se puede soportar. Intentar hacer más de lo que nos permite nuestro cuerpo puede tener efectos contraproducentes. Eso sí, es necesario mantener un plan de actividad física regular supervisado por un médico.

● Tratamiento farmacológico.

El SFC cuenta con un fármaco para cada síntoma específico para sus diferentes manifestaciones físicas y emocionales. Ha de ser recetado por un médico especialista quien indicará el medicamento y la dosis, que suele ser baja dado que los afectados por el SFC muestran hipersensibilidad a los medicamentos.

● Dieta.

Es fundamental una dieta sana y equilibrada.

● Reposo.

Se debe dar al cuerpo el descanso que requiera, tratando de en la medida de lo posible guardar reposo.

El cansancio extremo y su relación con el SFC

El cansancio extremo o agotamiento es un síntoma que se produce con frecuencia. Detrás del cansancio, debilidad y agotamiento duraderos pueden esconderse enfermedades. En este caso, es aconsejable acudir al médico de cabecera para someterse a una revisión ya que estos síntomas podrían deberse al síndrome de fatiga crónica (SFC, síndrome de cansancio crónico).

Principales causas del cansancio extremo

El cansancio extremo es pasajero y se puede atribuir a causas concretas y muy diversas. Principalmente, las causas más comunes son la falta de sueño, trabajo intenso, una situación de estrés o a la práctica excesiva de ejercicio físico.

Las causas más frecuentes son las siguientes:

● Infecciones (un resfriado incipiente o una gripe)
● Enfermedades infecciosas causadas por bacterias, hongos o virus.
● Debilitamientos del sistema inmunitario
● Enfermedades cardíacas (por ejemplo, insuficiencia cardíaca, afecciones coronarias, miocarditis)
● Afecciones cardiovasculares (por ejemplo, hipotensión o hipertensión arterial)
● Déficits vitamínicos
● Causas psíquicas (por ejemplo, depresión)
● Enfermedades metabólicas (por ejemplo, Diabetes mellitus)
● Causas hormonales (por ejemplo, hipotiroidismo)
● Inflamaciones crónicas del intestino (por ejemplo, enfermedad de Crohn, Colitis ulcerosa)
● Cáncer (por ejemplo, leucemia, linfomas)
● Efectos secundarios de tratamientos farmacológicos (por ejemplo, quimioterapia)
● Agotamiento por situaciones concretas como un embarazo o la menopausia
● Trastornos de alimentación (por ejemplo, anorexia nerviosa, bulimia)
● Trastornos del sueño (por ejemplo, síndrome de apnea del sueño)
● Cansancio permanente debido al síndrome de fatiga crónica (SFC, síndrome de cansancio crónico)

Modos de prevenir el cansancio extremo

Para sentirse bien es necesario llevar una vida saludable. Es fundamental ir modelando nuestros hábitos gradualmente:

● Hacer ejercicio. La OMS recomienda hacer aproximadamente unos 21 minutos de ejercicio diario (2,5 horas a la semana).
● Seguir la dieta mediterránea. Una alimentación con variedad de verduras, frutas, cereales, pescados y aceite de oliva incide positivamente en la salud.
● Dormir de forma adecuada. Los expertos recomiendan dormir de 6 a 8 horas diarias.
● Beber alcohol moderadamente. El alcohol con medida puede tener un efecto positivo en la salud.
● Dejar de fumar.
● Realizar la siesta (si es posible). Al menos tres veces a la semana reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.
● Peso equilibrado. Adelgazar disminuye el riesgo de padecer diabetes y enfermedades cardiovasculares.
● Manejar el estrés. Aprender a convivir con cierto grado de estrés previene en cierto modo los problemas de salud. Pueden ser muy recomendables las técnicas de relajación.

En caso de cansancio intenso y constante, es conveniente consultar con el médico. Realizar un diagnóstico concreto que explique esta molestia ayudará a iniciar cuanto antes el tratamiento correspondiente.

Más artículos sobre síndrome de fatiga crónica (SFC) que te pueden interesar

Fatiga crónica: test

Hoy en el blog de las personas que viven con dolor intentamos aclarar tus dudas sobre una enfermedad que levanta confusión en su diagnóstico. Con este artículo, fatiga crónica: test, te ayudamos.

Jengibre para la fatiga crónica: ¿tratamiento natural efectivo?

Algunos alimentos, como el jengibre, tienen tantas propiedades curativas y son tan saludables que te puede parecer que en tanto halago hay gato encerrado. Al fin y al cabo, constantemente aparecen estudios que, unos por su lado, los demás por el otro, desmienten o se reafirman en aseveraciones contradictorias.

Fatiga crónica tratamiento natural

En general cuando descansamos las horas adecuadas nos sentimos preparados y con fuerzas para realizar las tareas diarias. Sin embargo, hay un grupo de personas que aunque duerme correctamente y lleva unos horarios adecuados para descansar le faltan las fuerzas para poder afrontar las rutinas elementales.

No es un alifafe: ¿cómo me afecta el síndrome de fatiga crónica?

¿Te imaginas padecer una enfermedad que tiene un diagnóstico difícil de hacer? ¿Que además no tenga un tratamiento concreto y que se desconozca su origen?

jornadas icono hhp

JORNADAS CONTRA EL DOLOR

Inscríbase gratis a una Jornada de andulación en un centro de salud cerca de su localidad

Ver jornadas

fisio icono hhp

PLAN PERSONALIZADO

Servicio gratuito y permanente para ti y para tu familia por parte de un fisioterapeuta de HHP Spain

Saber más

vibracion icono hhp

TECNOLOGÍA AVANZADA

Descubre los 2 tratamientos en los que se basa la tecnología de andulación

Más información